pressadminjulio 12, 20228min238

Left Banner

Left Banner

Gobernadora Gutiérrez suscribió adenda 13 con Cobra en la PCM de Lima

la kimerle 13

A espaldas de las organizaciones sociales de Arequipa que supuestamente respaldan al Proyecto Majes II según el Gobierno Regional de Arequipa y AUTODEMA, la gobernadora Gutiérrez, en la Presidencia del Consejo de Ministros de Lima, el martes 12 de julio suscribió la cuestionada adenda 13 con los representantes de la concesionaria Cobra, Santiago Hernández y Javier Yunta.

Gutiérrez, luego de la suscripción de la cuestionada adenda que rechaza la población de Caylloma, afirmó que ahora se reactivará el proyecto y confiaba que la concesionaria reinicie la ejecución de Majes II en la primera y segunda fase. La funcionaria sostuvo que en los próximos treinta días la concesionaria debe acondicionar el campamento que instaló en Pusa Pusa y poner en marcha la fabricación de las dovelas en Chalhuanca para el túnel Trasandino.

En los próximos 90 días Cobra debe mejorar los caminos que forma parte de los accesos para la construcción de la represa de Angostura y la derivación de Angostura-Colca, pero también, deberá presentar el expediente técnico N°2, que debe ser aprobado por la empresa supervisora y efectuar hacer su cierre financiero en un plazo máximo de 6 meses.

Según el contrato y la adenda 13, AUTODEMA tendrá 6 meses para la entrega de control del proyecto que contempla la entrega de terrenos para la construcción de la presa Angostura. Luego de la suscripción de la adenda 13, AUTODEMA debe comunicar dicho acto a la Supervisión Especializada Majes Siguas II S.A.C., mientras que la concesionaria debe hacer su incremento de garantías de fiel cumplimiento y a los 15 días AUTODEMA realizará el pago del quinto desembolso.

Breve análisis del tema

Es una vergüenza para Arequipa que la máxima representante de la región, tenga que viajar a Lima para suscribir la cuestionada adenda 13 que no tiene legitimidad ni respaldo social, salvo de los gremios empresariales que solo les interesa el lucro a costa del Estado y algunos corifeos que quieren privilegiar a grupos económicos, cuando dicho proyecto histórico debería beneficiar primero a los actores locales. Soy defensor de las inversiones privadas porque son necesarias para el desarrollo nacional y tendrán todo nuestro apoyo y respaldo, pero soy opositor a inversionistas irresponsables que incumplen obligaciones contractuales que no merecen respaldo ni confianza de los ciudadanos y muchos menos del Estado.

La única explicación para que Gutiérrez haya viajado a Lima es probablemente que, si lo hacía en Arequipa, no le iban a permitir que suscriba la cuestionada adenda 13, ya que los supuestos beneficiarios de Caylloma, rechazan mayoritariamente los términos del contrato y la adenda, ya que el proyecto está diseñado para grupos económicos y transnacionales y no para los pequeños y medianos agricultores de la blanca ciudad que no podrán comprar parcelas de 200 hectáreas.

El GRA y AUTODEMA, han sostenido en forma reiterada que con Majes II habrá una lluvia de millones, de empleos, etc., pero no han precisado el costo de las parcelas. Según expertos, la compra de parcelas de 200 hectáreas en Majes II no bajará de 4 millones de dólares, pero si a eso se agrega otras inversiones como la compra y preparación de terrenos, infraestructura de riego, desarrollo agrícola, mantenimiento y pago de agua, la inversión final no bajará de 8 millones de dólares, (más de 30 millones de soles), con lo cual se hace casi imposible que un mediano y pequeño agricultor local pueda acceder a dichas parcelas.

Gutiérrez, en los hechos traiciona a los arequipeños, ya que, según la ley orgánica de gobiernos regionales, era su obligación al igual que los consejeros regionales, cautelar el patrimonio regional de Arequipa y sus recursos naturales, pero con su firma a la adenda 13, pasará a la historia como una más de las “felipillas y felipillos” que tenido nuestra patria en sus 200 años de historia republicana.

Como arequipeños, queremos que Majes II se ejecute, pero no al caballazo, sin licencia social y a cualquier costo, haciéndole el favor a una concesionaria que ha incumplido obligaciones contraídas en el contrato al igual que el gobierno regional. El fin no justifica los medios Sra. Gutiérrez y señores consejeros. Lo sensato hubiera sido que se rescinda el contrato y que el Estado asuma el financiamiento total, porque si los empresarios privados quisieran hacer un megaproyecto como Majes, a ellos les sobra dinero nacional e internacional si en verdad tienen vocación de servicio social, pero en la última década han encontrado gobernantes regionales genuflexos y mediocres que no tienen identidad regional ni espíritu patriótico y desconfían de sus compatriotas y se ponen al servicio de los poderosos y de espaldas a quienes lo eligieron para representarlos en asuntos de interés público como Majes II.

Este caso ya está en investigación fiscal y es probable que, en los próximos meses, la fiscalía presente acusación formal ante el poder judicial contra quienes no cautelaron nuestro patrimonio regional por presuntos delitos, pese a ser nuestros representantes. Los únicos responsables de este conflicto social en Arequipa y Caylloma, serán la gobernadora Gutiérrez y los consejeros regionales que aprobaron la cuestionada adenda 13, quienes nunca escucharon en el legislativo regional a los cayllominos quienes en dos ocasiones solicitaron hacer uso de la palabra en dicho foro democrático, según el presidente del Frente de Defensa de Caylloma, Juan Galdós.

Las autoridades municipales y representantes de la sociedad civil de Caylloma, anuncian que el miércoles 13 sesionarán en la Plaza de Armas de Chivay para adoptar medidas radicales contra la gobernadora y la adenda 13 en las próximas horas y días. Estaremos a la expectativa de este caso, censurando la actuación de las autoridades regionales que, en vez de convertirse en bomberos, se convirtieron en incendiarios. En las próximas ediciones sustentaremos en detalle porqué razones consideramos que el cuestionado contrato y adenda 13 solo favorecerá a los grupos económicos y transnacionales y no a los arequipeños y menos a los agricultores de Caylloma.

 Hugo Amanque Chaiña – Periodista y Abogado

pressadmin


Post Banner

Post Banner