pressadminabril 29, 202213min772

Left Banner

Left Banner

El presidente Castillo debe convocar al Acuerdo Nacional para superar esta crisis afirma jurista Dr. Francisco Eguiguren

eguiguren francisco

El jurista, Dr. Francisco Eguiguren Praeli, afirmó que no tenemos lideres ni partidos políticos con legitimidad por lo que los ciudadanos no creen en nadie, al tiempo de plantear que el presidente Castillo debería convocar al Acuerdo Nacional y abordar asuntos de Estado. Reconoció ser partidario de una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Constitución y las elites políticas no deben temerle al pueblo para que sea consultado en las ánforas en las elecciones 2022, lamentando que extremistas de derecha e izquierda hayan provocado la actual crisis política, social y económica. El Dr. Francisco Eguiguren Praeli, fue ex ministro de justicia del gobierno de Humala, ex presidente de la Asociación Peruana de Derecho Constitucional, ex director de la Maestría en Derecho Constitucional de la PUCP y ex presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Reproducimos la entrevista que concedió al portal digital Arequipa Misti Press.

Se han presentado proyectos de reforma constitucional para adelantar las elecciones el año 2023 para salir de la crisis política en el país. ¿Cuál es su apreciación y si esos proyectos de reforma son constitucionales o no?

Es lamentable que estemos en esta situación, ya que las principales actuaciones de un sector del Congreso están ligadas a la vacancia, cierre del congreso, adelanto de elecciones, es decir, no existe posibilidad de construir una estabilidad política y frente a esa situación hay dos opciones. Adelantemos elecciones y la otra opción es un dialogo de convivencia respetando las discrepancias y trazando ciertos objetivos comunes que suena utópico. Pero en verdad, es lo responsable ya que fuimos nosotros quienes elegimos al presidente y al Congreso y nadie nos garantiza que volviendo a elegir nuevamente haya mejores representantes. No hay clase política ni partidos políticos, hay fraccionamiento y los ciudadanos no creen en nadie. Si hubiera elecciones hacia donde daríamos el salto, el salto al vacío y los responsables de esto, es el gobierno, los Congresistas, el tribunal constitucional quienes son los llamados a buscar soluciones porque por algo hay líderes en las instituciones y debemos pensar en algo para salir de esta crisis.

¿Usted cree que el presidente Castillo debe convocar al Acuerdo Nacional para abordar temas de fondo entre los líderes de las instituciones representativas del país y concuerden temas de estado o de fondo para salir de esta crisis permanente?

Debería ser así, pero no lo es ya que el Acuerdo Nacional es un espacio de dialogo que cumplió un rol importante y su gravitación todavía no se siente. Pero tenemos un problema de liderazgo en los grupos político que tienen dueños, pero eso no es una organización política. En el Congreso hay fragilidad en las bancadas, porque llegan por un partido y se cambian con facilidad a otro grupo y hay una descomposición y crisis que viene de atrás. El Acuerdo Nacional debería convocarse, pero debemos tener auténticos lideres con legitimidad. La población no les cree a los políticos ni los conoce y deben hacer un esfuerzo de concertación nacional que no se percibe en el actual recinto parlamentario.

¿El Presidente Castillo entonces debería convocar al Acuerdo Nacional con esa finalidad y reducir la crisis actual?

Creo que sí, pese a que Castillo no tiene mayoría en el parlamento, pero tiene el mandato del pueblo para construir acuerdos y alianzas para un mínimo de gobernabilidad sin renunciar al gobierno para dejar de lado los escándalos y conflictos ya que no hay visión de país ni de Estado de mediano plazo lo que es lamentable.

Como jurista le pregunto si es viable o no consultarle al país en las elecciones regionales 2022 la posibilidad de ir a una asamblea constituyente para redactar una nueva Constitución. ¿Es constitucional o no la propuesta que ha hecho el gobierno de Castillo al Congreso?

Yo hace muchos años he planteado una Asamblea Constituyente y una nueva Constitución y está escrito por lo que no improviso nada, todo lo contrario, a lo que algunos afirman que una nueva carta magna traería más inestabilidad al país. En algún momento tendremos una nueva Constitución y es necesario preguntarle al pueblo y no sé por qué tienen temor que el pueblo se exprese en las ánforas. Si la mayoría del pueblo en consulta responde que no está de acuerdo, lo respetaremos, pero si la mayoría de la población se pronuncia por nueva Constitución ya que es el soberano, debemos respetar esa decisión. No podemos colocar al poder establecido como el Congreso y otros por encima de la población, ya que quien elige a los poderes constituidos es el pueblo y nunca ellos podrán estar por encima de la población y nunca el que elige a un representante está subordinado a él. Que perdemos preguntando al soberano y aceptar dicho resultado.

La presidenta del Congreso María Alva ha señalado que la propuesta para consultar al pueblo una asamblea constituyente y una nueva Constitución, es inconstitucional e inviable. ¿Tiene razón la presidenta del Congreso?

Es inconstitucional si vemos que no está previsto en la Constitución, pero la única forma de cambiar algo es cambiando la Carta Magna. Las Constituciones nacen de crisis políticas como las que tenemos hoy de cambio social. Nadie cuestionó la Constitución de 1979, pero Fujimori después del golpe de estado de 1992 quiso hacer una Constitución a su medida y lo hizo. Entonces hoy por la grave crisis política que vivimos le podemos preguntar al soberano que opina sobre ese tema y nada perdemos con consultarle.

¿Usted entonces es partidario que en las elecciones del 02 de octubre se le consulte al país?

Esto se ha politizado y me pueden decir que mi discurso es oficialista y no es cierto, porque yo lo he planteado hace más de una década. En una democracia nunca se le puede negar al pueblo su derecho a ser consultado y decidir, sino eso no es democracia ya que hay gente que le tema al pueblo y es una elite quien le teme al soberano.

La Asamblea Constituyente ha polarizado al país a favor y en contra. ¿Usted que es partidario de la Asamblea, nos podría dar algunas razones para elegir a una Asamblea Constituyente?

Hay razones políticas y razones morales. La Constitución de 1993 nació de un golpe de estado, las recientes constituciones en América Latina se han hecho en democracia, por lo que es necesario convocar a una Constituyente en democracia y no en dictadura ni en golpe de estado lo que ha sido tradicional, por lo que esa es una diferencia importante. El Perú hoy a cambiado y no es de la década del noventa del siglo XX y no hay terrorismo y el país tuvo un crecimiento económico y hay nuevas fuerzas políticas y esos partidos políticos que redactaron la Constitución de 1993 han desaparecido. Por último, hay un tema de pacto político y una Constitución es un nuevo pacto político y social para los próximos 20 años que hoy no existe. No son las mismas condiciones de 1993.

El Congreso es la casa de la democracia donde están todas las fuerzas políticas del país. Sin embargo, cuando Perú Libre quiso hacer esta semana un foro sobre la nueva Asamblea Constituyente el Consejo Directivo del Congreso no lo autorizó. ¿Le parece eso democrático?

No me parece democrático y por eso, aunque la Constituyente no está prevista en la Constitución, muchas veces las Constituciones no quieren morir ni cambiar, pero la democracia y el sentimiento constitucional es lo que lo hace posible. Creo que el país necesita una nueva Constitución, pero hagámoslo bien y debemos preguntarle al pueblo.

Finalmente, ¿Qué le parece el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que dejo mal parada la sentencia del Tribunal Constitucional en el caso de Fujimori al ordenar al Estado que no libere de la cárcel al expresidente?

Lo importante es que en un sistema jurídico nacional e internacional hay posibilidad de revisar las resoluciones y siempre hay una última instancia. El Tribunal Constitucional adoptó una resolución controvertida y el tema se ha politizado en exceso. Se habla más por decisiones políticas e ideológicas y no desde el punto de vista jurídico. Yo quedo satisfecho cuando las resoluciones son revisadas como lo hizo la Corte Interamericana.

¿Cuál es su mensaje final a la población en esta crisis que vive el país?

Debemos escuchar a todos y ser pluralistas. Respetemos cauces democráticos. Hoy hay sectores autoritarios, muy prepotentes, tanto de derecha como de izquierda y ellos quieren imponer sus decisiones y no están dispuestos a escuchar. En un país tan polarizado como el nuestro, lo primero es escucharnos unos a otros, y buscar soluciones para las mayorías y nos haga un país viable ya que hoy como Estado no somos un país viable y no podemos vivir de crisis en crisis, de pedidos permanentes de vacancia, de interpelaciones, de escándalos y corrupción. Es una lástima todo lo que está sucediendo y que el pueblo tenga que soportar esta situación. Superemos esta etapa con madurez y ese sería mi mensaje a mis compatriotas.

pressadmin


Post Banner

Post Banner