Hugo Amanque Chaiñafebrero 18, 20226min508

Left Banner

Left Banner

¡Qué vergüenza! Gobernadora Gutiérrez deberá concurrir bajo apercibimiento a Comisión de Fiscalización

enrique wong

Imagen: Andina

La Comisión de Fiscalización y Contraloría acordó que volverá a citar bajo apercibimiento de ser conducidos por la fuerza pública a tres gobernadores regionales que hoy viernes 18 de febrero, se excusaron, con diversos argumentos, de presentarse ante ese grupo legislativo que investiga la paralización de la construcción de 3314 proyectos, entre ellos, 14 hospitales a nivel nacional. Entre los inasistentes, no se presentó la gobernadora regional de Arequipa, Kimmerlee Gutiérrez.

El vicepresidente de la Comisión de Fiscalización, Enrique Wong, afirmó que a la citación no se presentaron los gobernadores regionales de Amazonas, de Huánuco y de Arequipa, Oscar Altamirano Quispe, Juan Alvarado Cornelio y Kimmerlee Gutiérrez Canahuire, respectivamente. En tal sentido, Wong, refirió que de conformidad con el artículo 97 de la Constitución y del literal d) de artículo 88 del Reglamento del Congreso que tiene categoría de ley, ahora se citará a los gobernadores inasistentes bajo apercibimiento de ser conducida por la fuerza pública.

Como se recuerda a dicha sesión, fueron citados ocho gobernadores regionales, pero solo asistieron cinco. En la sesión de la Comisión Fiscalización, se presentó el gobernador regional de Apurímac, Baltazar Lantarón Núñez, quien refirió que las obras paralizadas, desde el 2015, del hospital de la provincia de Andahuaylas, dicho nosocomio desde setiembre de 2020 está bajo responsabilidad del Ministerio de Salud, y que se está a la espera de la presentación del proyecto de ley que aprueba el presupuesto necesario para la firma del Convenio de Estado a Estado (con Francia), el cual permitirá la culminación de ese proyecto. Lantarón responsabilizó a la ley de contrataciones del Estado por la ineficiente ejecución de los proyectos de desarrollo.

Posteriormente, se presentó el gobernador regional de La Libertad, Manuel Llempén, quien se refirió al hospital de Pacasmayo, del distrito y provincia de Pacasmayo. Señaló que las obras culminaron el 23 de agosto de 2020, y que en este momento el nosocomio ya está trabajando y operativo desde el 20 de diciembre de 2020.

El gobernador regional de Puno, Germán Alejo Apaza, se refirió a la construcción del Hospital Materno Infantil del cono sur de Juliaca y a la obra de mejoramiento de los servicios de salud del Hospital de Apoyo Ilave, provincia El Collao, quien informó que su ejecución debió terminar en setiembre de 2018, y que las causales de la paralización de ese proyecto fueron la falta de materiales y de residente de obras y que actualmente se está ejecutando la obra y es por administración directa, es decir, por parte del Gobierno Regional de Puno.

Sobre el tema, un informe de la Contraloría el año 2021, identificó 867 obras paralizadas que representaban un monto de inversiones que superaba los 16 mil millones de soles, entre los cuales en promedio solo tenían un avance físico del 58%, lo que era irregular. En el caso concreto del departamento de Arequipa, al mes de julio del 2021, se habían paralizado 115 obras por un valor superior a los 794 millones de soles.

Entre las obras paralizadas más importantes en la región Arequipa, se encontraban el Hospital de Camaná que tenía un costo de 90 millones de soles que comenzó en diciembre del 2016 y debió culminarse el 2018, pero solo tenía un avance físico del 67% , el Hospital de Cotahuasi con un costo de 49 millones de soles con un avance físico del 86%, que comenzó en agosto del 2016 y debió culminarse en noviembre del 2018, así como también el Hospital de Chala con un presupuesto de 50 millones de soles, se inició en agosto del 2016 y debió culminarse en octubre del 2018, pero al mes de julio 2021 tenía un avance físico de 98%. Se desconoce si la gestión de Gutiérrez le ha hecho un seguimiento a estos nosocomios en las provincias de Arequipa que se gestaron en la gestión de la ex gobernadora, Yamila Osorio y si producto de ese seguimiento, aperturaron procesos administrativos sancionadores a los funcionarios regionales que no exigieron la culminación de dichas obras en el periodo convenido en el contrato suscrito con las empresas constructoras.

Una vergüenza para Arequipa que la gobernadora no haya concurrido a la Comisión de Fiscalización que era su obligación, ya que así lo obliga el artículo 97 de la Constitución y el artículo 88 del reglamento del Congreso que tiene categoría de ley, cuyo comentario lo ampliamos en la sección opinión del portal digital Arequipa Misti Press.

Hugo Amanque Chaiña


Post Banner

Post Banner