Hugo Amanque Chaiñaseptiembre 28, 20205min163

Left Banner

Left Banner

Arequipa retrocedió al cuarto lugar en el Índice de Competitividad Regional 2020 según el Instituto Peruano de Economía

PRODUCCION COBRE

La región Arequipa se ubicó en cuarto lugar con un puntaje de 6.6 de 0 sobre 10 en el índice de competitividad regional 2020 que elaboró el Instituto Peruano de Economía, retrocediendo en comparación al año 2019, ubicándose la región Lima en primer lugar con 7.7, segundo lugar la región Moquegua con 6.8, tercer lugar la región Tacna con 6.7 y quinto lugar la región Ica con 6.5, mientras que en el vigésimo cuarto lugar la región Puno tuvo un puntaje de 3.4 y el vigésimo quinto lugar la región Huancavelica con un puntaje de 2.9.

En el índice de competitividad regional 2019 que elaboró el Instituto Peruano de Economía, el primer lugar lo ocupó la región Lima con 7.7, segundo lugar la región Arequipa con 6.8, en tercer lugar, la región Tacna con 6.7, en cuarto lugar, la región Moquegua con 6.6% y en quinto lugar la región Ica con 6.0. El índice de competitividad regional del Instituto Peruano de Economía evalúa 40 indicadores de las 25 regiones del país en seis pilares concretos y ellos son los siguientes: entorno económico, infraestructura, salud, educación, laboral e institucionalidad, otorgándose un puntaje de cero a diez a las regiones según su desempeño en cada indicador.

El retroceso de Arequipa del segundo lugar que ocupó el 2019, al cuarto lugar el 2020, según el Índice de Competitividad Regional, se debe básicamente al pilar institucionalidad de la percepción desfavorable de la actual gestión regional del gobernador regional Elmer Cáceres Llica, pero también en el pilar sobre salud pública, donde también retrocedió la ciudad blanca. En el indicador de entorno económico, se ubicó en el puesto 3 con un puntaje de 5.1 al tomar en cuenta nuestro PBI real, el PBI real per cápita, el stock de capital por trabajador, el presupuesto público per cápita mensual, el gasto real por hogar mensual, el incremento del gasto real por hogar y el acceso al crédito.

En el indicador infraestructura, Arequipa se ubicó en el puesto 3 con un puntaje de 7.6, tomando en cuenta el acceso a electricidad, precio de la electricidad, red vial local pavimentada o afirmada, continuidad en la provisión de agua, acceso a telefonía e internet móvil, acceso a internet fijo y densidad del transporte aéreo nacional. En el indicador de salud, Arequipa se ubicó en el puesto 5 con puntaje de 7.8, tomando en cuenta la esperanza de vida al nacer, la desnutrición crónica, prevalencia de la anemia, vacunación, cobertura del personal médico y partos institucionales.

En el indicador de educación, Arequipa se ubicó en el puesto 3 con puntaje de 8.3, tomando en cuenta el analfabetismo, asistencia escolar, población con secundaria a más, rendimiento escolar en primaria, rendimiento escolar en secundaria, colegios con los tres servicios básicos y colegios con acceso a internet. En el indicador de Institucionalidad, Arequipa se ubicó a la cola de todas las regiones al ocupar el puesto 24 de las 25 regiones del país con un puntaje de 4.3 sobre 10, por la posición política y económica del gobernador regional.

En el desagregado del indicador de institucionalidad, Arequipa en ejecución de la inversión pública se ubicó el puesto 21, en la percepción de la gestión pública regional en el puesto 24, en conflictividad social en el puesto 8, en criminalidad en el puesto 23, en homicidios en el puesto 11, en percepción de inseguridad de noche en el puesto 21 y en resolución de expedientes judiciales en el puesto 6. No hay duda que la publicación del índice de competitividad regional 2020 de las 25 regiones del país es una fuente informativa de utilidad, ya que es un fotografía anual de las condiciones socio-económicas de cada una de las regiones, identificando sus fortalezas y debilidades, pero también debe obligar a que los actores sociales, económicos y políticos de cada región, puedan reimpulsar políticas, programas y proyectos que impacten en el desarrollo y progreso de cada región, más allá del análisis político positivo o negativo que tienen los ciudadanos de sus actuales gobernadores regionales.

 

 

Hugo Amanque Chaiña


Post Banner

Post Banner