pressadminagosto 21, 202240min967

Left Banner

Left Banner

¿A quién favorece o perjudica la liberación de Antauro Humala en el escenario político peruano?

locazo

Imagen. Diario El Tiempo

Liberado de prisión el etnocacerista Antauro Humala, sin duda que será un actor protagónico en el país en los próximos años, ante el descrédito de las derechas e izquierdas en las últimas décadas ante el electorado nacional. El portal digital Arequipa Misti Press, invitó a distinguidos profesionales de diversas corrientes ideológicas y políticas de Arequipa para que expresen en un artículo de opinión, su apreciación personal sobre la libertad del etnocacerista para la sección debate y qué repercusiones puede tener en el ámbito político, económico y social, cuando nuestro país pasa hoy por una polarización preocupante. Agradecemos el aporte de cada uno de ellos y compartimos con nuestros lectores la opinión de distinguidos profesionales arequipeños.

 

La libertad de Antauro Humala y repercusión en el pueblo peruano

Ante la anunciada libertad del exmilitar etnonacionalista Antauro Humala (de ideología que evoca el poderío e identidad del Tahuantinsuyo), es un tema que preocupa a la cúpula de la derecha conservadora, por las múltiples manifestaciones hechas sobre la reafirmación de la identidad andina (etnia cobriza), la nacionalización de nuestra industria, la pena de muerte en caso de traición a la patria, la eliminación de corruptos, la legalización del cultivo de la coca junto a una lucha implacable contra el narcotráfico, etc. y que el populacho las ha visto con gran satisfacción, viendo en él al verdadero líder de la izquierda, el hombre que les devolverá la confianza, por haber resaltado siempre  a Andrés A. Cáceres y a Juan Velasco Alvarado como hombres que se identificaron con los más olvidados.

Es necesario recordar que Antauro fue jefe de patrulla en la lucha antisubversiva en la década de 1980, tomando parte en las operaciones bélicas de 1995 durante la Guerra del Cenepa, en la que demostró ser un destacado militar, tal es así que en 1997 asciende a Mayor del Ejército del Perú. El 29 de octubre de 2000, junto a su hermano Ollanta y al frente de 69 reservistas asaltó una instalación minera en Locumba (Tacna) para exigir la renuncia del entonces presidente Alberto Fujimori.

El 1 de enero de 2005, Antauro Humala asaltó una comisaría en Andahuaylas, conocido como el Andahuaylazo, pretendiendo la renuncia del presidente Toledo y la restitución de la Constitución de 1979. Fue capturado y llevado a la cárcel de Piedras Gordas, al norte de Lima.

En 2009 Antauro Humala recibió condena de 25 años por distintos delitos, a pesar de la polémica de los resultados de los exámenes balísticos. Esta condena fue revisada por la Corte Suprema en el 2011, la misma que redujo la pena a 19 años de prisión por los delitos de: 1) Homicidio simple, 2) secuestro, 3) Daños agravados, 4) Sustracción o arrebato de arma de fuego y 5) Rebelión, pena que venía cumpliendo desde el 03-01-2005; por lo que, a la fecha ha purgado 17 años, 7 meses y 14 días y que se resuelve otorgar la libertad por cumplimiento de condena por redención de la pena por trabajo y educación, con Resolución Directoral Nº 104-2022-INPE/ORL- EPM-ANCÓN II,  basada en la ley 28760, que establece que los sentenciados por el delito de secuestro (delito más grave), se le aplica la redención de 7 días de trabajo o educación por 1 de libertad y al haber trabajado y estudiado 3,667 días, le corresponde la reducción de su pena en 1 año 7 meses.

Frente a ello, tendríamos que analizar las diferentes normativas y las apreciaciones de los frentes políticos, especialmente del fujimorismo y sus aliados del conservadurismo de la derecha, que presentan una fuerte oposición a la izquierda, quedando demostrado con el impedimento del gobierno del actual presidente Pedro Castillo Terrones, incluso antes de llegar al poder y que ante la liberación de Antauro Humala, la unidad de estos grupos de la derecha peruana será más crítica y reaccionaria, tratarán de sacar a relucir absolutamente todos los dispositivos legales como los que a continuación señalamos.

De conformidad al art. VI del CP, arts. 488 a 491 del NCPP, corresponde al juez penal establecer la redención de la pena por trabajo o educación, lo que requiere motivación y debate en audiencia. De otro lado, el art. 210.5 del Reglamento del Código de Ejecución Penal, señala que la redención sólo procede cuando el condenado ha pagado el integro de la reparación civil y, habría que preguntarse ¿Antauro Humala ya ha pagado la suma de S/1’283.000 que ordena la sentencia?  Frente a ello, también tendríamos que preguntarnos, ¿Por qué el condenado Alberto Fujimori se le dio el indulto humanitario sin haber pagado centavo alguno de la reparación civil señalada en sentencia, siendo responsable político de violaciones a los derechos humanos y no hubo tanta polémica sobre éste hecho?

También debemos mencionar que el mismo art. 210.5 señala que en casos de «secuestro con subsecuente muerte», como en el de Antauro Humala, «se requiere la presentación de un informe del área psicológica que precise el grado de rehabilitación del interno que implique razonablemente que no constituye peligro para la sociedad». Dicho informe debe ser valorado por un Juez, no por el Director de un penal.

El art. 51.1 del CEP, reformado en 2019, estable que, «No es procedente el beneficio penitenciario de redención de la pena por el trabajo o estudio para aquellos internos que hayan cometido delitos vinculados al crimen organizado conforme a la Ley 30077». Dicha Ley incluye los delitos de secuestro y sustracción o arrebato de armas, delitos por los que Humala está condenado. El INPE ha aplicado la Ley 28760 del año 2006, una norma anterior que está derogada tácitamente.

Por lo expuesto, es necesario establecer debates alturados y con el debido respeto de profesionales con calidad moral, principios y ética demostrada que no tenga tendencia política para que mediante un análisis concienzudo, saquen a relucir los pro y contra de la actual coyuntura política por las que atraviesa nuestro país, la misma que debe ser reorientada a los intereses del desarrollo de nuestra patria y no de estos grupos políticos que vienen haciendo de las suyas como si fueran los únicos pensantes, dueños y amos de nuestro territorio y riquezas.

Nolberto Delgado Pino – Abogado

 

La liberación de Antauro: Nadie sabe para quién trabaja

Los grandes saltos científicos, tecnológicos y sociales no se han producido siguiendo las rutas conocidas, el pensamiento disruptivo, aquellos que se atreven a pensar diferente y buscar alternativas fuera de la caja, han resultado ser los catalizadores del cambio y el progreso de la humanidad. En este orden de ideas los invito a pensar diferente. La lógica común atribuye la liberación de Antauro Humala, a una estrategia del gobierno para generar caos y mantenerse en el poder, de ser así, Pedro Castillo y compañía una vez más se equivocaron.

No cabe duda que Antauro es y será nefasto en cualquier orden de ideas y ni que decir como opción presidencial, es difícil pensar que podríamos tener como un presidente peor que Castillo, pero sin lugar a dudas a Antauro Humala lo sería. Antauro ha construido la fábula de que es un luchador social que se levantó contra un gobierno corrupto. Hoy libre sería una torpeza cambiar su narrativa y apoyar al gobierno, por el contrario, enfilará contra el régimen y también contra el Congreso. Pretenderá liderar el clamor mayoritario de que “se vayan todos”, con la diferencia de que probablemente logre movilizar masas a diferencia de la derecha y centro derecha.

La izquierda soporta a Castillo pese a que Castillo, porque no existe ningún otro líder o referente y no le queda otra opción y Antauro buscará ser la alternativa. Antauro tal vez soportará el elemento en la ecuación que generé la crisis indisoluble que motive la caída del régimen. Otra historia será el post Castillo. Ahí podría constituirse en el tonto útil que requieren los demócratas para deshacerse de Castillo y en esta coyuntura calza la idea, “los enemigos de mis enemigos mis amigos son”.

Terminada la batalla para reencausar la batalla al país por la senda de desarrollo con libertad, se tendrá que enfrentar a Antauro Humala o quien haga sus veces, derrotandolos en las ánforas y eligiendo a quien el país requiere. Líder con capacidad de cuestionar el statu quo y liderar las profundas reformas que requerimos para ser realmente un país democrático e inclusivo que reduzca las desigualdades y con justicia social, luche por dar igualdad de oportunidades en un marco democrático y de economía social de mercado. Lindo juego de cartas que hoy tenemos. Por eso cabe ese dicho popular: “Nadie sabe para quién trabaja”.

Juan Carlos Eguren – Abogado

 

Y llegó el día de Antauro Humala

El día sábado 20 se dio cumplimiento a una resolución administrativa que otorga libertad al Mayor Antauro Humala Tasso luego de más de 17 años de carcelería luego del “Andahuaylazo” donde lamentablemente perdieron la vida 4 honorables miembros de la Policía Nacional en cumplimiento de su deber. Esta decisión podría ser el final de una solicitud del mayor en retiro resultándole muy beneficioso, aunque los mal pensados podrían inferir que se trata de una oportuna decisión política.

En el primer caso, podríamos presumir que se efectuó un minucioso proceso de sumas y restas de días de redención y a opinión de los responsables le correspondía su libertad, mientras los que están en la otra orilla podrán señalar que se han efectuado fallidas operaciones aritméticas elementales y que, ante dichos supuestos, el resultado no cuadra y no les faltarán argumentos. Como aquel que no pagó la reparación civil previamente o no ha podido computar días de estudio y trabajo en el INPE cuando se encontraba cumpliendo carcelería en prisiones militares donde todos los peruanos pudimos observar que precisamente no era un prisionero ejemplar porque se le vio hasta disfrutando de los placeres que el cannabis le brindó. En el peor de los casos como pudo estudiar en época de pandemia. ¿Cuál sería el sustento y donde están los informes que validarían este cuestionado resultado?

La extraña velocidad en la ejecución de la decisión administrativa es otro no tan pequeño detalle que abona a los mal pensados y les dan argumento que fue finalmente una decisión política encubierta con un manto de proceso administrativo cuyo resultado le fue particularmente muy beneficioso.

Y finalmente, la carcelería impuesta como dijimos líneas arriba, obedeció al asesinato de 4 valerosos miembros de la policía nacional, demás está decir que el objeto de la prisión es resocializar al interno, hacerle entender que en una sociedad mínimamente desarrollada se tiene que respetar la LEY por cualquier consideración, ya que no hacer eso implicaría necesariamente volver a las etapas más oscuras y regresar a la barbarie donde no impera la ley.

Y como en el Perú, en algunos casos tiene que tener un final que vaya contra toda lógica incluida la más razonable, el famoso ex militar reivindicó la lamentable asonada dando un lamentable sinsabor a los que creíamos que 17 años fueron suficientes y nos dimos con esta ingrata declaración. Dando armas a los que piensan que no se debió dar esta resolución y que todo obedece a un psicosocial ya que las provocaciones de las Torres, Gavidias, Cheros y Salas parecieran haber llegado a un oportuno agotamiento.

¿Será una de las sorpresas anunciadas con bombos y platillos para julio por los áulicos del régimen? ¿Serán las decisiones del Ministerio Público donde se han abierto hasta 6 investigaciones al Señor Presidente de la República? ¿Y su entorno familiar y cercanos ex colaboradores? ¿Será la respuesta del SPR a los operativos militares según dicen exitosos en el VRAEM realizados la semana que pasó? ¿Será distraer la atención al resultado de la audiencia de hoy domingo 21 de agosto donde se pide nada menos que 36 meses de prisión a la hija/cuñada y al amigo alcalde y esto se conocerá en un plazo no mayor a 48 horas?

La respuesta no es muy difícil de obtener en un país medianamente civilizado, pero no olvidemos que estamos en el Perú, país donde jamás te podrás aburrir y solo prendiendo la tv o la radio o ahora las redes la velocidad de los hechos supera cualquier ficción por muy afiebrada que esta sea. Pero ahora tenemos a un recién inaugurado actor en la escena política peruana, la pregunta es qué hacemos o que es lo que se podría hacer o en el peor de los casos que no hacer.

Pasada la sorpresa, debemos recordar que salvo el poder todo es ilusión y el poder que ostentan hoy los defenderán a toda costa hasta podría ser que se otorgue libertad al octogenario del Fundo Barbadillo (Fujimori) con tal de calmar a los naranjas y a la resistencia. Pero esto ya es pura especulación, se podría considerar que estamos entrando a un nuevo ciclo de vale todo o algo así como por ejemplo ese deporte donde la única regla válida es salir vencedor cuesta lo que cueste.

Pero no deberíamos olvidar vivimos en el Perú y la libertad del Mayor Antauro Humala, fue noticia del día sábado. Qué otra noticia nos deparará el Domingo de gloria; como diría la canción del gran Héctor Lavoe, (tu amor es un periódico de ayer) y esta noticia mañana será un periódico marchito por lo nuevo que saldrá o bien en los dominicales o las acciones del poder judicial.

El mayor Humala, tendrá que esperar hasta el 2024 para ser candidato a cargo por elección popular en aplicación estricta de lo señalado en la sentencia, entiéndase que es un hombre como todos necesita un tiempo para acomodar su existir, no olvidar que perdió familiares directos cumpliendo carcelería y tendrá que replantear su mirada a los retos que se imponga, no lo veo chalequeando a nadie ahora, él debe pensar en sus propios retos, no lo veo haciendo la baja policía a nadie.  Deberá recomponer su liderazgo nos guste o no, representa el sentir de algunos ciudadanos peruanos y ahora este grupo se incrementará en proporción directa al desengaño que el momento actual les ha creado. Mientras los cercos judiciales se acorten veremos muy difícil que salga en esa foto con estos que representan el pasado manchado de corrupción, él se ve en el futuro y tiene necesariamente que desmarcarse por su bienestar e interés en el futuro no muy lejano

Con la salida del mayor Humala, se acabaron las sorpresas que otro conejo podrían sacar de la galera, ya se les agoto el libreto o volverán a la nacionalización del gas de Camisea a través de un oficio o la famosa como triste segunda reforma agraria, ya que no pueden comprar úrea y van a realizar una reforma agraria y no tienen ni el talento, ni el necesario aire que les permita realizar tales cambios.

Finalmente, a acciones políticas respuestas políticas, ahora los partidos deberán enfrentar la nueva realidad con una visión de Estado y desarrollar el debate con argumentos e ideas. Si bien el Estado peruano venció al terror en el campo militar, perdimos la guerra ideológica y no es tarde y ahí está señalado el campo y es ahí donde las mejores propuestas deberán ser debatidas. Los partidos políticos tienen ahora esta gran responsabilidad sin exclusión y sin limitación alguna, deberán tener como lo dijo un ciudadano ilustre, anteponer cualquier mezquindad y tomar al Perú como doctrina.

El Perú exige ante la crisis, el mejor de los esfuerzos comunes sin exclusiones ni menos excluidos. No se debe tener temor al escenario que se abre con la participación del mayor en retiro ahora en libertad y haciendo política. Lo que se debe hacer ahora, es política, ante la adversidad templanza y vamos al debate de idea contra idea. La desidia y abulia hasta aquí, nos ha traído entonces a trabajar en el gran proyecto común de una patria mejor, sin fracturas ni grietas. De seguir en el proceso de auto destrucción, el final está cantado hasta la próxima si Dios así lo quiere.

Fernando Lozada Melgar – Abogado

 

La torpeza o ayuda de la derecha bruta y achorada

Es verdad que a muchos les causó sorpresa la liberación a Antauro Humala, sin embargo, para la derecha bruta y achorada (DBA) (también conocidos como: extrema derecha, conservadores, oligarcas, plutócratas, los de arriba, criollos, etc.) significo pánico, entraron en crisis de terror, y como primera reacción decidieron demonizarlo como asesino, para liquidarlo como opción electoral.

Grave error. Si lo vemos en la perspectiva de la crisis política, podremos colegir que la polarización tiene un fuerte contenido racista y clasista, que se expresa esencialmente el discurso de combate de la DBA. Y por el otro lado, se presentan como la representación de la reivindicación de peruanos indios, cholos, del Perú profundo y que tienen derecho a gobernar. En ese escenario, atacar a Antauro deviene en una gran ayuda, lo han convertido en un fenómeno nacional y casi el próximo presidente de la República.

Gran ayuda, porque él se vende como el que mejor representa la reivindicación histórica. Su amalgama ideológica solo tiene un pontífice y un supremo intérprete: él. Tal es así, que ha estructurado un discurso que se sostiene en un nacionalismo mezclado con la visión idílica del Tahuantinsuyo y con una fuerte dosis de superhombre. Se puede apreciar los rasgos inconfundibles del fascismo al que se encuentran muy emparentados. Como es obvio, si sostiene ese discurso no solo será ininteligible para las grandes mayorías, sino que lo alejará.

De allí que prefiere comportarse como un político tradicional con la ventaja de tener un discurso directo, que expresa su verdad de manera franca y con la certeza de un enviado de Dios. Cuando me refiero al político tradicional, destacó la fuerte vocación caudillista, que juega con las emociones de la gente a partir de una política comunicacional (que no es otra cosa que marketing) y por supuesto dinero, que fluye de conocidos mecenas (p.e. Acuña) que le permitirá jugar de igual a igual con la derecha. La organización tendrá las características verticales del ejército, pero de corta vida: útil para llegar el poder, pero prescindible cuando se está en el poder.

Ahora, Antauro sabe que tiene un gran capital político en sus manos, pero ese capital no es suficiente para ganar un proceso electoral. Es presidenciable pero no tiene los votos. De allí que lance una nueva concepción del etnocacerismo, donde deja de sostener a los cobrizos como los elegidos a un etnocacerismo de todas las sangres. Más aún, cuando él se encuentra casado con una representante de los criollos, de los de arriba y que nada tiene que ver con los cobrizos. Mejor, entonces, curarse en salud. Pero, si bien se lo puede ver sólo en el marco familiar, incurriríamos en un error, debido a que los datos muestran que el techo de apoyo a esta posición política es muy bajo, sino hay que ver cómo fluctúa la aprobación al Presidente Castillo. Situación que lo obliga a ampliar su radio de acción.

Por otro lado, el momento político deviene en una trampa para Antauro. Como explicamos líneas arriba, vivimos una polarización política que cabalga en hechos sociales ciertos: por un lado, el racismo y el clasismo y por el otro la reivindicación histórica. En ese escenario, Antauro así marque distancia con el Gobierno de Pedro Castillo, su accionar político contribuirá a darle sostenibilidad y estabilidad a Castillo. Es decir, el ataque de Antauro a los criollos le sirve a Castillo. Por tanto, no puede escapar de esta polarización, entonces lo único que le queda es exacerbarla mucho más para obtener el mayor redito político.

Finalmente, como la derecha bruta y achorada lo ha ayudado a ser casi presidente magnificando su liberación, también los ha llevado a la liquidación de su estrategia de sacar a Castillo. Con un Antauro suelto en plaza, no le conviene a la derecha vacar a Castillo porque ello abre el camino a que se vayan todos con adelanto de elecciones. Tampoco le conviene pedir el adelanto de elecciones, porque ello juega a favor de Antauro, en la medida que la única candidata de la derecha sería Keiko, lo que termina favoreciendo al Mayor.

En suma, ayudar a Antauro magnificando la demonización, ha significado que –hasta el momento se tiene esa percepción-  lo han convertido en casi presidente. El (supuesto) miedo de los criollos –para utilizar la frase antaurista- alimenta el apoyo al mayor, y todo parece indicar que ello va a continuar. La pregunta es, ¿Por qué?  Si nos atenemos a cómo domesticaron a Ollanta, a la capacidad que tienen para seguir en el control del poder y que Antauro no es Velazco (porque no lo acompaña ningún grupo de intelectuales ni tiene el respaldo de las FF.AA.), entonces, es claro que –como hipótesis- Antauro es el personaje que es necesario para romper con el empate político que profundiza la crisis.  Para tener una salida democrática que desemboque en un gobierno autoritario (tipo El Salvador) y que permita un gobierno etnocacerista de todas las sangres, donde los “fusilamientos” y persecución a los corruptos en nada modifica el cuadro de poder que ha construido el fujimorato. Estaremos atentos a los hechos políticos y si se confirma la hipótesis.

Elías Rojas Paredes – Sociólogo

 

Antauro Humala, suelto en plaza

Liberado Antauro, seguirá siendo un actor político, esta vez más activo, callejero, viajero, criticó, mediático, discursivo, rebelde y probablemente más pegado al humor de la gente. Pasar 17 años privado de libertad, no le ha impedido ir construyendo sus ideas, sabiendo que, en el Perú, hay miles de personas que piensan como el: cambio radical, refundación del Perú, que se vayan todos, fusilar a los corruptos; etc. Por eso, no le será difícil, captar la atención de amplios sectores, en medio de incredulidad de la clase política que hasta ahora nos ha gobernado y que ha sido responsable de la gran desconfianza en los políticos y en la política en nuestro país.

Estando en prisión, sus representantes con el aval del mismo Antauro, se alío con grupos con inscripción política y logró colocar a 3 congresistas a través de UPP y que lo acompañaron en el Andahuaylazo, eso demostró que es capaz de todo con tal de lograr algún propósito.  Sus seguidores buscaron ubicarse y aliarse al mejor postor en las últimas elecciones, muchos de ellos apoyaron a diversos candidatos incluido Castillo. La salida de Antauro, recentralizará a su militancia, que buscará presentar un discurso más elucubrado, eso no significa que dejo de pensar en ser el mesías, buscará pasar a la posteridad como el que provocará la segunda independencia. Se equivocan quienes siguen identificándolo como el fundamentalista de ideas radicales, su radicalidad discursiva le permitirá acumular para ingresar a una nueva etapa de su vida política, difícil pensar que salió para mimetizarse en medio de la crisis de las organizaciones de las izquierdas o derechas.

Las izquierdas, verán en el alguien que les quita parte de su base social, ¿Se juntara con ellos?  Es una incógnita, él podría querer hacerlo, el problema estará en que las izquierdas lo acepten sin condicionamientos y sin disputar el liderazgo de los candidatos naturales. Las derechas no imaginaron a Humala en las calles, pues ya lo tienen, ahora tratarán de cerrarle el paso, tal vez con alguna ley en el Congreso con nombre propio que le impida llegar a la Presidencia o al Congreso.

Lo más probable es que en los próximos meses anuncie la creación de un partido propio, no le será difícil lograr las firmas y la inscripción, pues tiene activistas en la ciudad y en el campo con capacidad de movilización, a tiempo completo y que darán la vida por lograr el objetivo, además de que el mismo Antauro, se movilizará en campaña muy temprano a la presidencia el 2026, y en esas condiciones su objetivo estará encaminado.

En la actual coyuntura, será una piedra en el zapato de Castillo, de seguro se sumará al coro de “Castillo cumple tus promesas”, lo veremos encabezando las marchas contra el Congreso, pero también contra Castillo. En ese escenario, se le sumarán los reservistas que lo dejaron para sumarse a otros grupos pero que ahora con líder en plaza, lo seguirán, con mayor convicción, pues con Antauro en la calle el momento ha llegado.

Antauro se colocará más a la izquierda, disputará el liderazgo, miles de descontentos de las izquierdas se agruparán tras él, los pequeños frentes o colectivos radicalizados, irán tras él, los descontentos con Castillo se unirán a él, pero también, no faltarán los de siempre, los oportunistas. Difícil que se junte con Vladimir Cerrón, pues sabe que su liderazgo, se encuentra afectado notablemente, por su intromisión en la gestión de Castillo.

Pensar que Antauro sigue pensando igual que antes de ingresar a prisión es una locura, se equivocan quienes piensan que no cambio; cambió y cambiará, su objetivo es ganar, ganar, pretende ser el Mesías, no en vano estuvo 17 años de prisión y de seguro no negociará ni un ministerio o una curul, negociará la cabeza, negociará su pase a la posteridad. Ese es su sueño, la gran duda es quienes más aparte de sus seguidores de siempre lo acompañaran.

Que hacer, desde las izquierdas, pues buscar liderazgos alternativos, entre los que existen, entre los que muestren un nuevo rostro, pero con trayectoria política, entre los que sean capaces de plantear propuestas políticas y técnicas viables, que tengan claridad en las alternativas y que sean capaces incluso de renunciar y sacrificar intereses personales o de grupo. El reto de Antauro, por ahora será reclutar o formar cuadros políticos y técnicos que den la talla para gobernar y no sea una improvisación, sería lo peor que le podría ocurrir al pueblo.

 Jorge Condori Pacheco – Abogado

 

Antauro Humala, ¿Alteración o Activismo?

El My. EP ® Antauro Igor Humala Tasso, dejó la cárcel por haber cumplido la pena, por el “Andahuaylazo”, en atención al artículo 69 del Código Penal; hizo uso de la redención de pena (reduciendo los 19 años a 17 años y siete meses), en aplicación del artículo 44 del Código de Ejecución Penal. Su legalidad no está en cuestión. En octubre de 2000, con su hermano Ollanta Humala, fue parte de un innocuo y episódico “levantamiento militar” de Locumba, pidiendo la renuncia a la Presidencia de la República de Alberto Fujimori, en las postrimerías del régimen autocrático. Por tal hecho ilícito, fue procesado, siendo amnistiado por el impecable Presidente de la Transición Democrática don Valentín Paniagua.

Con poca racionalidad, se está hablando de la “liberación de Antauro”: “altera el inestable tablero político del país”; “se premia el asesinato de policías”; “se vendría persecución a organizaciones de izquierda”; “saludan su liberación”. No faltan las especulaciones fantasiosas y apocalípticas: “apoyo del Presidente Pedro Castillo”; “no le corresponde”; movilizaciones con carácter de asonadas; etc.

Lo que sí se viene, es un activismo político del creador de la ideología del Etnonacionalismo, “reunificación de las actuales poblaciones de estirpe cobriza, demográficamente hegemónicas pero político-culturalmente subyugadas en las actuales territorialidades estatales criollas denominadas ‘Perú’, ‘Bolivia’ y ‘Ecuador’, cuyas absurdas fronteras indefectiblemente habrán de ser suprimidas” (Etnonacionalismo, izquierda y globalidad. Visión Etnocacerista, de Antauro Humala Tasso, segunda edición setiembre 2007, pág. 32). Entrevistas en medios, visitar ciudades, dictar conferencias, relanzar y registrar su organización política, editar revistas, publicar libros, formar cuadros, organizar eventos políticos (congresos y seminarios), alentar a sus afiliados, mantener contacto con sus bases y captar simpatizantes.

Es lo que deben realizar los líderes y dirigentes de todos los partidos políticos inscritos en el ROP del JNE, pero no lo hacen, es decir, no cumplen con el artículo 35 de la Constitución, tampoco con la Ley N° 28094, LOP; quienes han fabricado “vientres de alquiler”, para subastar candidaturas y asaltar el erario nacional; ello destruye la democracia. Veamos lo central e integral, no lo accesorio.

Edgar Lajo Paredes – Abogado

 

pressadmin


Post Banner

Post Banner