pressadminenero 16, 20233min202

Left Banner

Left Banner

Un minuto de silencio por los peruanos fallecidos

fallecidos peru

Voz de America

Un minuto de silencio por los 49 fallecidos a consecuencia de las protestas, a diferencia de los extremistas de derecha e izquierda, nuestro minuto de silencio es humano por todas las víctimas mortales de manifestantes, no manifestantes, pacientes y policías, es decir, por todos, por el bebé que en ambulancia trasladaban al Hospital, a donde no llegó, por bloqueo de vías, sobre todo, por haberlo impedido los organizadores de tales bloqueos, murió al no recibir atención médica; por el médico que, atendiendo a los lesionados, cayó fulminado por una bala perdida; por el joven policía quemado vivo, por la turba, dentro del patrullero, brindando servicio.

Con indignación, vemos a los extremistas, tanto de derecha e izquierda, hacer perpetuo silencio inhumano de ignorar, contra las víctimas de la ideología adversaria, para ellos, no cuentan esas muertes, sólo mencionan a las víctimas que políticamente les pertenece. Llegan al colmo de exigir justicia para sus finados, no para los otros difuntos; espetan al adversario “asesino”, si ellos matan a un antagonista, cínicamente, declaran, fue un error o lo ha perpetrado un “infiltrado”, pero no demandan justicia. En otras palabras, piden justicia para sus fallecidos e impunidad por los otros caídos.

Martin Luther King, dijo: “No me preocupa el grito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos, de los sin ética… Lo que más me preocupa es el silencio de los buenos”, aquella otra: “no me estremece la maldad de los malos, sino la indiferencia de los buenos”. Don Rafael Belaúnde Diez Canseco (padre de Fernando Belaúnde), cuando Primer Ministro (entre 1945 – 1946) del Presidente José Luis Bustamante y Rivero, dijo: “si las ideas se combaten con ideas, las masas se combaten con masas”, dando a entender, a todas luces y sin lugar a dudas, en democracia valen las opiniones públicas conscientes y organizadas e informadas y activas.

Preguntamos: ¿dónde están las ideas y masas de los partidos políticos inscritos en el Registro de Organizaciones Políticas del JNE y representados en el Congreso de la República? Políticamente, no existen; son electoreros, aparecen cuando hay elecciones; siendo repudiables mercantilistas porque tienen “interés excesivo en conseguir ganancias en cosas que no deberían ser objeto de comercio”, es decir, son negociantes y piratas de la política.

Edgar Lajo Paredes – Abogado

pressadmin


Post Banner

Post Banner