pressadminmayo 18, 202212min1529

Left Banner

Left Banner

Hay mucha intolerancia en algunos políticos explosivos que necesitan un taller afirma psiquiatra Juan Zevallos

paty cocacola

Imagen; Exitosa

En el país tenemos un escenario de conflicto permanente en la sociedad peruana y en la política, pero hay mucha intolerancia en algunos congresistas que son muy explosivos, por lo que debería hacerse un taller para ellos ya que esos legisladores deberían dar ejemplo de tolerancia a la sociedad. Así lo afirmó el Dr. Juan Zevallos Rodríguez, Jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Goyeneche, quien precisó que en Arequipa se duplicó algunas enfermedades mentales Postpandemia, lamentando que en nuestra ciudad no haya la suficiente cantidad de psiquiatras para atender a la población. Reproducimos la entrevista que concedió al portal digital Arequipa Misti Press.

Psiquiatra, Dr. Juan Zeballos

¿Cuál es diferencia del trabajo profesional entre un psicólogo y un psiquiatra?

El médico psiquiatra evalúa y diagnostica pacientes con enfermedades que afectan la salud mental y utiliza tratamientos farmacológicos y terapias diversas. El psicólogo clínico tiene la potestad de evaluar pacientes y efectuar tratamiento psicoterapéutico, más no farmacológico de las personas.

¿Cuáles son las enfermedades frecuentes que tratan los psiquiatras?

Se ven con frecuencia los temas de depresión, los temas adictivos, los desórdenes de conducta alimentaria, la bipolaridad, la doble personalidad, el autismo y la demencia.

En el tema de la doble personalidad y la esquizofrenia, ¿Cuáles son las diferencias?

La esquizofrenia afecta el pensamiento del paciente y percibe sensaciones en su cerebro que los demás no percibimos debido a que hay una alteración en su cerebro. La doble personalidad es una alteración de la personalidad, donde una persona se comporta de una manera, pero después de manera abrupta tiene otra conducta abrupta que responde a otra personalidad.

¿Las dos enfermedades son moderadas o graves y como lo tratan ustedes?

Depende de la situación de sintomatología, ya que hay pacientes con esquizofrenia leve y otros son graves y su disfunción mental es avanzado y requiere un internamiento y tratamiento con fármacos llamados antipsicóticos, pero en caso de la doble personalidad, mientras esto no genere un problema familiar, de lo contrario deberá recibir un tratamiento complementario con algunos medicamentos.

¿Es costoso este tratamiento y qué tiempo dura?

La mayoría de tratamientos son por tiempo indefinido. Hay algunos que no se pueden curar por ejemplo la esquizofrenia y bipolaridad, pero la depresión y ansiedad con un buen tratamiento de seis meses a un año el paciente se puede recuperar.

En el último debate sobre la interpelación al primer ministro, al sentirse maltratado por la congresista Patricia Chirinos, Aníbal Torres, al sentirse maltratado y vejado, desafió públicamente a la congresista a una terapia psiquiátrica para ver cuál de los dos es cuerdo y no tiene problemas psiquiátricos. ¿Chirinos tiene problemas psiquiátricos para usted o el primer ministro abusó de su apreciación contra la congresista?

Yo creo que debemos tener respeto ante la comunidad, debemos respetarnos mutuamente y lo que sucedió es que hubo ataques en la interpelación. El contexto de un examen psiquiátrico solo lo podemos hacer en el contexto personal para ver cómo nos sentimos y si requerimos o no de una evaluación de nuestra salud mental.

Como ciudadano, ¿percibe usted que Chirinos requiere una evaluación psiquiátrica a propósito de sus últimas intervenciones en el Congreso?

No podemos hacer esas aseveraciones hasta hacer una evaluación clínica completa y valoración completa y además que el resultado del diagnóstico es personal y si la persona enferma no autoriza la difusión de los resultados, sería una falta de respeto.

Como persona, ¿usted apreció en las últimas décadas un comportamiento similar en el Congreso a propósito de la interpelación al primer ministro donde hubo palabras ofensivas de la oposición a los ministros interpelados?

Estamos viviendo tiempos de Postpandemia donde observamos este escenario conflictivo que también se da en los conflictos sociales existentes a nivel nacional y la política no está ajena a ello.

Chirinos en sus intervenciones contra ministros se evidencia como intolerante, irascible y poco proclive a respetar a sus opositores políticos. ¿Usted percibe eso o tiene otra apreciación?

Cada ser humano interpreta las cosas según su formación. Unos son más tranquilos, más respetuosos de los demás, pero otros son más extrovertidos que lo apreciamos desde el colegio. Otros son más peyorativos, pero eso no es una enfermedad.

Pero en la función pública, los funcionarios deben ser tolerantes, respetuosos y democráticos ya que ellos son referentes públicos ante la sociedad civil. ¿Cree usted que eso se está respetando en el Congreso Nacional entre la oposición y el gobierno?

Yo veo mucha intolerancia entre algunos congresistas, ellos deberían de dar un ejemplo a la nación. Deberían tener un taller para menguar un poco ese carácter explosivo que algunos tienen y favorecer un clima de mayor dialogo y tolerancia por la gobernabilidad del país.

A propósito de la función pública, se han presentado proyectos de ley para que los candidatos a cargos de elección popular, presenten un certificado de salud mental antes de las elecciones. ¿Está de acuerdo o no con estas propuestas legislativas?

Si a los estudiantes se les pide un examen de salud física y salud mental para que desarrollen sus actividades, con mayor razón debería exigirse ese requisito para la función pública y ahorrarnos estos problemas de enfrentamientos públicos entre políticos.

La Organización Panamericana de Salud afirma que por la pandemia se agravó los problemas de salud mental y recomendó a los Estados a adoptar políticas públicas para afrontar esta situación. ¿Cuál es su apreciación sobre lo que afirma la OPS y sí el Estado ya está actuando o no en el país?

Nosotros ya sabíamos que después de la pandemia íbamos a tener más problemas de salud mental. El estrés agudo y postraumático impacto en la población ya que tuvimos una alta tasa de mortalidad porque tuvimos un pésimo manejo de la pandemia contra el COVID 19. Un estudio del Instituto de Salud Mental evidenció que aumentó en 30% los problemas de salud mental en ansiedad y depresión. También habrá casos de violencia e incluso de suicidio, deserción laboral, rupturas de parejas, todo porque hemos tenido problemas emocionales. El Estado aumentó los centros de atención de salud mental en Arequipa y hoy tenemos 13 establecimientos, pero carecemos de todos los recursos humanos y no hay cultura de los ciudadanos para asistir a estos centros de atención para ver el estado de su salud mental, etc.

¿En Arequipa, hay algún último reporte oficial sobre en qué porcentaje se incrementaron las enfermedades de salud mental?

Tenemos reportes de establecimientos en la región, pero los problemas de la ansiedad y depresión son los más frecuentes en comparación antes de la pandemia. Antes era en promedio del 20%, pero hoy llega al 40%.

¿Tenemos suficiente cantidad de psiquiatras en la ciudad de Arequipa?

No, este es un problema nacional, pero en Arequipa tenemos 70 aproximadamente, pero aun así es insuficiente. La OMS recomienda que debe haber un psiquiatra por cada diez mil habitantes, y en Arequipa debería tener por lo menos 200 psiquiatras.

¿Por qué no hay más psiquiatras porque no se forman a esos profesionales en las universidades o no hay interés en los estudiantes en seguir esa profesión?

Para formar a un psiquiatra se necesita de centros de formación acreditados y en el Hospital Goyeneche solo podemos formar a dos psiquiatras y no podemos más porque no hay calidad en la formación. En el Hospital Honorio Delgado a tres por año y no hay muchos centros de formación. En provincias de Arequipa no hay psiquiatras. Se estima que en el 30% de las provincias del Perú no hay un solo psiquiatra y en Arequipa estamos mejor a excepción de Lima.

¿Qué recomendación daría usted a la familia si percibe que en su hogar hay algunos casos de enfermedades mentales y como deberían actuar?

Asistir a un centro de salud mental que tenemos en Hunter, Socabaya, Simón Bolívar, Ciudad Blanca, Miraflores, Alto Selva Alegre, Alto Libertad, y otros como en el Hospital Goyeneche y Honorio Delgado.

¿Cuál es su mensaje final a la población?

Necesitamos cuidar nuestra salud física como mental y es mejor prevenir que lamentar. Si apreciamos en nuestro entorno familiar mucha tristeza, llanto, pena, cansancio, perdida de sueño, debemos acudir a los establecimientos de salud mental para darles el tratamiento oportuno y salvarles la vida. Esa sería mi recomendación a la sociedad arequipeña.

pressadmin


Post Banner

Post Banner