pressadminabril 13, 202218min731

Left Banner

Left Banner

Históricamente la mejor gestión regional de Arequipa fue con la JRDA afirma ex presidente de CORDEA Carlos Meneses

el carlitos m

Don Carlos Meneses Cornejo, es reconocido como un notable y destacado periodista arequipeño, pero muy pocos conocen que también fue un político de Acción Popular y el primer presidente de la Corporación de Desarrollo de Arequipa en el periodo 1980-1985. En una entrevista que concedió al portal digital Arequipa Misti Press, afirmó que el Ing. Fernando Chavez Belaunde fue el mejor presidente de la región Arequipa con la Junta de Rehabilitación y Desarrollo de Arequipa en el siglo XX ya que en su gestión se construyó obras públicas que hasta hoy perduran. Reveló que el presidente no quería nombrarlo como presidente de CORDEA y en su gestión se sintió frustrado por no modernizar los hospitales ya que rechazó una “coima” que le ofrecían los empresarios constructores, pero también sostiene que hemos tenido mala suerte en la elección de presidentes y gobernadores regionales que no ejecutaron obras con impacto regional. Entrevistamos a Don Carlos Meneses, al recordarse el 14 de abril el trigésimo tercer aniversario de creación del GRA.

Usted fue el primer presidente de la Corporación de Desarrollo de Arequipa en1980. ¿Cómo fue su designación y que obra significativa se ejecutó en su gestión?

Fui miembro de Acción Popular antes de cumplir la mayoría de edad en 1963, cuando Fernando Belaunde fue elegido por primera vez a la presidencia de la republica ya que en esa época la mayoría de edad era a los 21 años y hoy es a los 18 años que yo no tenía. La amistad de mis padres con el padre de Fernando Belaunde determinó que Don Rafael Belaunde viniera a Arequipa para promocionar la candidatura presidencial de su hijo el arquitecto Fernando Belaunde. Mi padre declinó participar de la campaña electoral alegando que era viejo y le dijo que daba el concurso de su hijo Carlos que era joven y quedaba a las órdenes del partido Acción Popular. La candidatura de Belaunde era de oposición a Manuel Odria que expulsó del poder al Dr. Jose Luis Bustamente, entonces y yo me plegue al partido de la lampa. Recuerdo que en 1956 fuimos 9 personas que impulsaron la candidatura en Arequipa de Fernando Belaunde y posteriormente fui candidato a diputado por Arequipa.

¿De qué año estamos hablando?

Exactamente de 1980 en Arequipa cuando el partido Acción Popular ganó las elecciones con Belaunde en su segundo gobierno y tuvimos 6 de los 8 diputados por Arequipa. Antes de las elecciones yo pedí el octavo puesto en la lista de candidatos, pero mis compañeros solicitaron al comando de campaña el puesto 5. Después apareció la candidata Ricardi Mansilla quien le solicito a Belaunde ser la única candidata mujer en la lista parlamentaria quien solicitó el quinto puesto, por lo que acepte que me dieran el sexto puesto. Pero en ese puesto estaba el Ingeniero Carlos Saravia. Entonces Belaunde me pidió personalmente que pasara al séptimo puesto y yo la verdad no quería ser diputado. Yo quise y quiero a Arequipa y renuncie a un viaje con todos los gastos pagados a Israel para ver el desarrollo agrícola de dicho país. Pero antes consulte a mi amigo, Fernando Chavez Belaunde, que era ministro de transportes si debía o no aceptar dicha invitación. Me respondió que cuando alguien nos da algo gratis, te pedirá posteriormente algo a cambio y me convencí que eso era cierto, por lo que decliné viajar a Israel y posteriormente a Estados Unidos. Algo que rescato es que en el siglo pasado Arequipa tuvo muy buenos gobernantes y políticos honestos.

¿Cómo se concreta su designación como presidente de CORDEA en 1980?

A mi proponen como Prefecto de Arequipa que antes tenía mucha notoriedad y respeto por la población ya que representa al presidente en el departamento, lo que hoy se ha perdido por múltiples razones. El ultimo prefecto de importancia fue Enrique Mendoza Núñez. Pero eso generó un conflicto interno en AP, ya que otro grupo prefería al Ingeniero Fernando Chavez Belaunde. Chavez era un hombre de desarrollo y visión descentralista, mientras que Enrique Mendoza era un político y lideró la lista de diputados por Arequipa en 1980 e hizo respetar a nuestra ciudad en el parlamento nacional. Quiero recordar que antes de 1980, alrededor de 1958 existió en nuestra ciudad la Junta de Reconstrucción y Desarrollo de Arequipa, que se creó después de sucesivos terremotos que destruyeron parcialmente la ciudad blanca y que presidió el Dr. Juan Bustamente. Allí se puso en evidencia la grandeza de los hijos de Arequipa ya que Bustamante siendo un abogado, tenía una visión de desarrollo regional. Él pensó que primero tenía que atenderse la emergencia del Centro Histórico para reconstruirla ante sucesivos terremotos. Organizó un aparato administrativo y con ellos planificó el futuro de la ciudad. Yo recuerdo como anécdota que necesitábamos cemento para la reconstrucción de la ciudad, ya que en nuestra ciudad no teníamos cemento y la única fábrica en el país era de la familia Prado con su fábrica en Lima. Se compró cemento en Japón y cuando se traía el cemento en un barco, embargan el barco al parecer por la familia Prado que monopolizaba el cemento, pero nos quitan el barco con el cemento en sus almacenes. Los arequipeños nos dimos maña y sosteníamos que si había una deuda pendiente se podría embargar el barco, pero de ninguna manera el cemento que era comprado por los arequipeños. Conseguimos entonces que un juez internacional reconociera que el cemento se había pagado con recursos económicos de Arequipa y lo trajimos a la ciudad para continuar con la reconstrucción del Centro Histórico.

¿Usted entonces nos está diciendo que el embrión del actual gobierno regional fue la Junta de Reconstrucción y Desarrollo de Arequipa en la década del 60 del siglo XX?

Exactamente. En esa época hubo gente muy calificada y honesta pero muy emprendedora. Por ejemplo, Jose Domingo Choquehuanca que migró de Puno y se asentó en Arequipa. Asimismo, Rene Forga Sanmarti que recuperó altares de provincias que los ubicó en la Iglesia de la Merced. Luego vino el golpe militar del Gral. Velasco en 1968 que creó SINAMOS que fue la maquinaria del gobierno militar quienes desactivaron la JRDA. En 1980 gana las elecciones por segunda vez y restablece la democracia e instituye las Corporaciones de Desarrollo Departamentales.

¿Puede usted precisarnos en qué circunstancias fue designado como presidente de CORDEA?

La propuesta para que yo fuera presidente de la Corporación de Desarrollo de Arequipa fue del grupo parlamentario de Acción Popular que tenía 6 de los 8 diputados por Arequipa. Ellos me consultaron previamente si yo estaba de acuerdo con la propuesta y les di mi aceptación. La propuesta fue elevada al presidente Fernando Belaunde. El presidente no acepto la propuesta porque decía, que iba hacer un periodista en dicho cargo. Él quería que dicho cargo recaiga en un ingeniero o arquitecto y no yo no era ni lo uno ni lo otro. Entonces el grupo parlamentario populista llegó al extremo de amenazar al presidente Belaunde de una renuncia colectiva para presionar al mandatario nacional. Entonces Belaunde cede y yo juramenté al cargo en los primeros días del mes de agosto de 1980 como presidente de CORDEA y concluí mi gestión regional el 26 de julio de 1985, ya que Alan Garcia del partido aprista había sido elegido como presidente de la república.

¿Qué podría usted resumir de su gestión regional?

Priorice el sistema de salud pública y descentralizar la CORDEA en provincias trabajando con los alcaldes de esas jurisdicciones y potenciarlas. Con el alcalde Jose Villalobos Ampuero en la Municipalidad Provincial de Arequipa que era de Izquierda Unida, le dije francamente que no espere nada de la CORDEA porque yo no iba a proyectar ningún puente en la provincia de Arequipa, porque si bien se requería algunos puentes en la provincia capital, en provincias no había puentes. Entonces Villalobos me dijo entonces, para que voy a ir a las sesiones de CORDEA, ya que el formaba parte del comité ejecutivo regional conjuntamente con el Arzobispo Fernando Vargas.

¿Por qué priorizo usted el sistema de salud?

El sector salud y los hospitales estaba en grave situación como hasta hoy. Recuerdo que la emergencia del Hospital Honorio Delgado era una habitación pequeña de 6 x 8 metros cuadrados y dicho nosocomio tenia múltiples falencias. Decidí entonces que debía modernizarse y proyectar la construcción de otros hospitales. Le propuse entonces al presidente Belaunde la construcción de 4 hospitales en Arequipa. Pensé que la modernización debía estar a cargo de las prestigiadas empresas internacionales como la Philips holandesa y la alemana Siemens. Hable con el presidente Belaunde a quien no le gustó la idea y me pregunto de donde sacaría el financiamiento y le respondí de las rentas de la CORDEA y el 10% de su puesto anual para pagar la deuda. Le recordé que él había encargado la construcción de 14 hospitales en la selva peruana en su primer gobierno. Le reitere que debía modernizarse el Honorio Delgado, construirse un hospital en Mollendo, otro en Camaná y un mini hospital en Aplao. Hable con representantes de la empresa Philips en Lima y me respondieron que ellos fabricaban equipamiento hospitalario, pero no fabricaban otros accesorios. Ese proyecto se frustró porque en una reunión almuerzo donde me iban a entregar los estudios, el representante de la empresa holandesa me dice dónde iban a depositar la comisión de dicha inversión. Le pedí que me repitiera eso y me respondieron que en toda compra siempre hay un gestor y tenía que recibir una comisión. Le respondí que no la aceptaba y en todo caso esa supuesta comisión la utilicen para comprar repuestos y accesorios para los hospitales a construirse. Me dijeron que no podían hacer eso y yo les reitere que no aceptaba esa “coimision”. Retorne frustrado a Arequipa y apenado porque no se iba a concretar la mejora del sistema de salud en nuestra ciudad.

La razón de ser de los gobiernos regionales por su ley orgánica es ejecutar obras de impacto regional. ¿Cree usted que eso se está concretando en las últimas gestiones regionales?

Yo creo que la época más feliz de Arequipa fue en la gestión del Ing. Fernando Chavez Belaunde. En su gestión regional se creó la fábrica de cemento Yura, la variante de Uchumayo, la empresa de agua potable de SEDAPAR, el parque industrial, el parque artesanal de Apima para la pequeña empresa, se construyó 9 mil viviendas a precios razonables, etc. Él hizo mucho más de lo que hicieron los presidentes y gobernadores regionales.

¿Por qué según su apreciación no se han ejecutado obras regionales con visión de futuro desde el siglo XX?

Creo que hemos tenido mala suerte en elegir a las autoridades regionales y provinciales. Por ejemplo, un alcalde como Ulrich Neiser no lo hemos tenido hasta hoy, así como Jose Garcia Calderón que fueron ejemplares y dejaron huella. Hoy tenemos un gobernador regional en la cárcel acusado de delitos y un alcalde provincial que no puede terminar la Calle San Juan de Dios en 4 años lo que es lamentable. El colmo es que hoy hasta la actual autoridad regional ha invocado a los apus para concluir la obra vial de cuatro carriles en el Cono Norte. A eso hemos llegado.

¿Qué esta pasado para usted, están fallando los partidos y movimientos regionales que no nos presentan buenos candidatos o los electores no sabemos elegir bien a nuestras autoridades?

No hay partidos políticos en el país y no existen. Los más grandes están en crisis como el partido aprista y el partido popular cristiano, ya que después de Alan Garcia y Luis Bedoya, ¿Qué lideres o partido políticos serios y democráticos tenemos? Hay partidos políticos que funcionan con caudillos pero que no tienen principios y no trascienden al pueblo, ya que solo buscan poder y dinero.

¿Cómo observa usted la gestión de la gobernadora regional Gutiérrez?

Esta gestión regional felizmente concluye a fin de año 2022. Ella no tiene gente calificada en su entorno para gestionar mejor el GRA. Por ejemplo, Majes II es una frustración grande para Arequipa y espero se resuelva el problema de la adenda 13.

¿Siente usted que el GRA ha ejecutado obras de impacto regional en la última década?

El proyecto Majes II es un megaproyecto que generará empleo a 150 mil personas y es una obra de impacto macro regional que no está concluida pese al tiempo transcurrido.

¿Cuál es su mensaje final como expresidente de CORDEA al recodarse el 14 de abril el 33 aniversario de creación del gobierno regional de Arequipa?

Yo no pierdo la esperanza en Arequipa y tengo una simpatía como se ha comportado el ex rector de la UNSA que ha ubicado a la universidad arequipeña en el séptimo lugar a nivel nacional entre más de 100 universidades peruanas de acuerdo al Ranking Nacional de la SUNEDU. Es un gran hombre y cuando paso por las áreas académicas de la UNSA me quedo admirado de su infraestructura. Tengo fe que podamos encontrar gente como el ex rector en las elecciones regionales 2022.

 

pressadmin


Post Banner

Post Banner