Hugo Amanque Chaiñamarzo 6, 20225min791

Left Banner

Left Banner

Tres misiones: Mujer, Madre y Médico

medica alida

Imagen: Radio Contacto Sur

Soy mujer hace 63 años, Madre hace 30 y Médico hace 34; tratando de no hacer prioridades entre ellas. El ejemplo de esfuerzo, superación y responsabilidad heredado de mis padres, me llevó hacia la Costa, Sierra y Selva de nuestro país, a conocer la situación de Salud de los pueblos más alejados de la patria. La experiencia que tengo en mi mente, en mis recuerdos; hoy me permite comparar, discernir, tomar decisiones, enseñar y aportar un poquito desde donde estamos a mejorar nuestro Sistema de Salud.

…Pero soy mujer, lo digo no con pena, sí con preocupación, pero también con orgullo.

La mujer a través de los tiempos ha vivido una situación de servidumbre incompatible con la dignidad humana. Hasta fines del siglo pasado, existió una tendencia mundial de prohibir el trabajo femenino en muchas circunstancias, no sólo relacionadas con la menor fuerza física o la maternidad, sino más bien a la mentalidad propia de la época. Argumentaban que “la mujer está menos dotada que el varón para los trabajos intelectuales y las funciones públicas”.

Considerada como ciudadana de segunda categoría y relegada su función sólo a la atención del varón y de los hijos. Recién desde 1956 tenemos derecho a voto….

La igualdad de género, el reconocimiento de la mujer por sus logros, la no discriminación laboral, ha costado sangre y lágrimas. La mujer ha avanzado, pero aún en muchos aspectos sigue buscando asumir el rol de cualquier ser humano, aún sus acciones siguen diciendo: somos capaces de pensar, evaluar, decidir, actuar; sobre circunstancias importantes y de trascendencia social.

La mujer aún es agredida, de muchas formas…. a pesar de todo se pone de pie, retoma fuerzas y asume lo que le toca vivir.

En ese panorama, hay algo especial… Soy Mujer, Mamá y Médico.  Esa niña que aprendió a obedecer, a siempre ser un buen ejemplo a “estudiar, estudiar y estudiar” para ser la mejor, la primera de la clase; siempre resaltando, siempre en los primeros puestos; porque elegí la mejor profesión: MEDICINA.

Mi esfuerzo me hizo ingresar a la Universidad – Facultad de Medicina, la carrera es larga, difícil, pero me dio los más grandes conocimientos; el ser humano en toda su conceptualidad; experiencia llena de preocupaciones, dificultades; pero de inmensas satisfacciones al avanzar aprobando materias tan importantes. Hice un Juramento Hipocrático, como Médico Cirujano al servicio del prójimo y de la patria; hay que trabajar, aportar, mejorar la salud y salvar vidas…, cumplir la Misión más exigente, más valiosa, más humana.

¿Pero, y la vida, la familia, los hijos…? Otra gran misión, no muy fácil, ahora compartida con el trabajo.

Como Médico debo ejercer en forma responsable mi profesión, eficiente, eficaz, humana, y siempre actualizada. Debo cumplir una actividad asistencial mediante jornadas fuera de horarios habituales; noches, fines de semana y días festivos de Guardia.

Como Madre quiero ejercer una maternidad en forma consciente, responsable, equilibrada; formar hijos buenos, cariñosos, valientes, que aporten a la sociedad.

Como Mujer, quiero sólo un poquito de tiempo para mí…. Y ahí vamos, manteniendo nuestro nivel de auto exigencia.

En la profesión Médica se ha producido una progresiva feminización en todas las especialidades, la cual no va acompañada de mejoras en temas de conciliación familiar; pero ahí vamos, dando todo lo que tenemos, aportando todo lo que podemos, tratando de cumplir las tres Misiones; Mujer, Madre, Médico, conversando y enseñando mediante experiencias vividas.

Seguramente la etapa final de nuestra misión como Médico será, dejar Jóvenes Médicos, mujeres y hombres, bien formados, bien humanos y sobre todo con el corazón y la mente puestos en el más grande objetivo: mejorar la Salud de nuestra población para hacer sociedades menos débiles, menos vulnerables. Feliz Día de la Mujer.

Dra. Alida Gabriela Huamán Castro – Médico Cirujano Anestesióloga, Jefe del Dpto. de Emergencia y Cuidados Intensivos del Hospital Regional Honorio Delgado – Arequipa.

Hugo Amanque Chaiña


Post Banner

Post Banner