Hugo Amanque Chaiñadiciembre 20, 202116min4983

Left Banner

Left Banner

¿Debe el Consejo Regional aprobar la adenda 13 del Proyecto Majes II?

majes 2

El martes 21 se realizará una mesa de trabajo en la sede del Consejo Regional de Arequipa para que las principales autoridades regionales y nacionales, deliberen sobre los alcances, ventajas y desventajas que tiene la adenda 13 del Proyecto Majes II que la concesionaria Cobra presiona, amenazando con recurrir al arbitraje internacional si el Gobierno Regional de Arequipa, no accede a sus pretensiones que supondrán un egreso del tesoro público de 104 millones de dólares por las supuestas bondades del “cambio tecnológico”, que la concesionaria debió asumir según el contrato suscrito años atrás. Fueron las negligentes gestiones regionales de Yamila Osorio y Elmer Cáceres quienes no hicieron respetar el contrato original, y por el contrario, actuaron como relacionistas públicos de esta empresa, al salir en defensa de sus demandas y chantajes, cuando era su deber cautelar los intereses regionales y no de la cuestionada empresa.

No hay duda que el Proyecto Majes II, tiene implicancias sociales, económicas y políticas para Arequipa, y entre los especialistas y opinión pública de la blanca ciudad se han dado expresiones de apoyo y rechazo, pero también los ciudadanos desconocen los alcances de este ambicioso proyecto. Los consejeros regionales están divididos en este tema, ya que algunos están a favor, pero otros en contra con diversos argumentos, pero lo concreto es que en las próximas semanas deberán definir si aprueban o rechazan la adenda 13 como presiona COBRA.

El portal digital Arequipa Misti Press, siendo el tema de interés público, solicitó la opinión de diversos especialistas para que nos dieran argumentos a favor o en contra de la pretendida suscripción de la adenda 13 y estas fueron sus respuestas, en resumen.

Ing. Huber Valdivia (ex Jefe del PSI). Es una aberración técnica la propuesta de cambio tecnológico.

“Es un costo inútil de 104 millones de dólares para cubrir la menor oferta de agua del río Apurímac de 30 millones de m3. No se desarrolló otras alternativas más bajas como represa en Sibayo, Alto Siguas, Cayomani, Sañu, etc. Con un nuevo balance hídrico, no habría necesidad de adenda alguna. Es una aberración técnica la propuesta de un nuevo diseño, con reservorios de geomembrana, alta presión de hasta 163 m. donde solo se requiere 50 y genera dudas operar tuberías de un diámetro hasta 2.7 metros. La vicegobernadora debe explicarnos donde quedan los planes de contingencia que deben tener si acaso no se llega a un acuerdo con la concesionaria. En Arequipa ya tenemos una experiencia de 40 años en San Camilo y 35 años en Majes”.

Luis Calle (Economista, ex Director de AUTODEMA). Estoy a favor de la adenda 13.

“Estoy de acuerdo con la suscripción de la adenda 13. En proyectos la variable tiempo es la que incrementa los costos. El año 2,000 costaba 198 millones de dólares y con la adenda 12 llegó a 550 millones habiéndose incrementado en 10 años en 352 millones de dólares. Económicamente estamos en un punto de no retorno, porque nos saldrá más caro no hacerlo. Si hubo malos manejos y hay denuncias penales, el proyecto no puede paralizarse más tiempo. En mayo caducó el estudio de impacto ambiental y quedaríamos en cero de no concretarlo. La probable denuncia y la adenda deben ir por cuerdas separadas. Arequipa solo tiene Majes como gran inversión que reactive la ocupación para sacarnos de la paralización en que nos encontramos”.

Ing. Jesús Díaz (Presidente de la SADA). No es cierto que habrá cambio tecnológico

“La adenda que pretende suscribirse es porque hubo muchos errores de la gestión de la ex gobernadora Osorio y de la concesionaria que no pudo hacer el cierre financiero que debió ser motivo para resolver el contrato, que no se hizo oportunamente. No es verdad que habrá un cambio tecnológico, ya que solo hay un cambio en el sistema de conducción del agua, ya que de canal abierto pasará a tubería y eso no es tecnología. El ahorro de agua por el entubado no es significativo, según el PSI del Ministerio de Agricultura que el ministro no ha tomado en cuenta, ya que según ese informe hay muchos inconvenientes técnicos. SADA no convalidará estos errores en la gestión regional de Osorio y Cáceres Llica y sus técnicos mediocres. No podemos avalar un egreso de 104 millones de dólares que saldrá del tesoro público”.

Dr. Carlos Leyton (ex ministro de agricultura). El tema es polémico y controvertido

“El tema es controvertido, porque tiene aspectos a favor y en contra. A favor se tiene se puede hacer uso adecuado del agua con el cambio tecnológico y establecer el cobro del agua de acuerdo al uso, así como la utilización de abonos puede ser mejor utilizado por los cultivos mejorando la producción agrícola. En contra, porque el costo económico no es muy claro ya que se pagarán más caro por las parcelas, por lo que debería revisarse todos los costos adicionales”.

Nelson Martínez (Presidente de la Junta de Usuarios de Pampa Majes). Estamos en contra de la adenda 13.

“Estamos en contra la suscripción de la adenda. El desembolso económico es insulso ya que cambiar el sistema de cemento por tuberías dada la velocidad del pendiente del agua no se justifica. Los vasos reguladores son de geomembrana que no permitirían su lavado por la gran cantidad de sólidos que trasladaría el agua. Lo peor, es que se incrementaría el costo de las parcelas que inicialmente era de 5 mil dólares, se incrementaría a más de 12 mil dólares solo en terreno, al margen de la infraestructura agrícola, alejando la posibilidad que pequeños y medianos agricultores tengan parcelas, favoreciendo a los grupos económicos”.

Ing. Adolfo de Córdova (ex ministro de agricultura). No debe suscribirse la adenda 13.

“La concesionaria afirma que es necesario el cambio tecnológico por la pérdida por evaporación del agua y eso no es cambio tecnológico, debiendo respetarse el riego presurizado que ellos no lo consideran. El proyecto inicial el 2010 fue consensuado y señalaba que cualquier cambio debía ser de mutuo acuerdo sin que signifique ningún costo adicional que hoy no quiere respetar la concesionaria. De firmarse la adenda 13, se legalizaría todos los errores cometidos por el gobierno regional y la concesionaria, entre ellos el cierre financiero que no cumplió la empresa privada. El costo original el 2010 fue de 404 millones, el 2015 subió a 550 millones y de suscribirse la adenda 13 se incrementaría por encima de 650 millones de dólares que lo convertiría en inviable. Si se suscribe la adenda, se iría contra la ley de asociaciones público privada que señala que un proyecto no puede reajustarse en más del 15% del costo original. Si la gobernadora y los consejeros regionales suscriben la adenda, incurrirían en responsabilidad legal, que el Ministerio Público deberá investigar”.

El Ing. Ronald Fernández, ex gerente de AUTODEMA. La adenda 13 no debe firmarse.

“Estoy en contra de pasar el proyecto al MINAGRI, porque demostraría que los arequipeños somos incapaces de administrar Majes II, lo que no es cierto, en vista que el gobernador Cáceres no reunió a un equipo técnico calificado y convocó sólo a sus amigos e incondicionales que no conocen la dimensión del proyecto interregional que necesita Arequipa. La adenda 13 no debe firmarse ya que Cobra hace 10 años fue quien planteo la construcción de canales en la etapa de licitación, pero ahora exige hacerlo mediante tuberías a costo de 104 millones de soles que no ha conseguido y pretende que lo asuma el gobierno regional lo que no debe aceptarse. Cáceres Llica debió rescindir la concesión ya que el concesionario no logró el cierre financiero conforme se había comprometido, perjudicando al desarrollo de Arequipa con la complicidad de la gestión regional de Osorio”.

Dr. Walter Paz Valderrama. La concesionaria está obligada a asumir el cambio tecnológico.

“Cobra no tiene justificación, ni técnica ni jurídica para exigir un pago adicional de 104 millones. Porque en el TUO del contrato se comprometió a asumir el riesgo de los gastos por cambio tecnológico, a su costo. Conforme aparece del numeral 21.1 del TUO del contrato que dice textualmente: Riesgos de la Concesión. Asunción de riesgo. “Salvo aquellos casos en los que se establece en el TUO del Contrato, responsabilidad para el Concedente o para cualquiera de sus organismos, el Concesionario asume por propia cuenta los gastos y riesgos asociados con el desarrollo de cualquier contrato de construcción y de operación , la prestación del servicio, la entrega de agua en bloque al Proyecto Especial Majes-Siguas, la realización de obras, aquellos gastos y riesgos derivados del uso de la tecnología y patentes propias del concesionario y todas aquellas materias u operaciones bajo su control o responsabilidad de acuerdo con el TUO del Contrato. Esto no limita ni restringe lo establecido por la Cláusula 24, con relación al equilibrio económico financiero”.

No sólo eso, también se pactó que si cambiaba de canales a ductos (cambio tecnológico) no se reconocería ningún pago a favor de COBRA. Ver lo pactado: “Si el concesionario, en su condición de postor, propuso en su Propuesta Técnica una solución en base a canales para la red lateral de distribución, podrá optar durante la elaboración del Expediente Técnico N° 2, previa aprobación del Supervisor, por una solución en base a ductos cerrados para la referida red lateral, sin que ello conlleve el reconocimiento de ningún pago condicional a favor del Concesionario. Por el contrario, si el Concesionario en su propuesta técnica original propuso una solución en base a ductos cerrados, está no podrá ser modificada por una solución en base a canales”.

Como se ha visto, en el contrato hubo pacto expreso e inequívoco de que el cambio de canales por ductos (cambio tecnológico) es a costo de COBRA. ¿Por qué abrir la posibilidad de pagar lo que estaba pactado y aceptado que era a cuenta de COBRA? Eso sólo se explica porque se quiere favorecer a la contratista y no exigir el cumplimiento del contrato. Entonces, no había justificación alguna para pactar la suspensión de obligaciones. COBRA de ninguna manera podría recurrir a un arbitraje, si el incumplimiento de obligaciones viene de parte de COBRA y nadie puede reclamar en sede jurisdiccional sobre la base de hechos propios”.

Sobre el tema en cuestión, dos instituciones representativas de Arequipa emitieron comunicados oficiales.

La Cámara de Comercio e Industria de Arequipa, en comunicado señaló en resumen lo siguiente:

“Invocamos al gobierno a destrabar el Proyecto Majes y darle prioridad promoviendo el crecimiento económico y desarrollo de Arequipa que permitirá a futuro convertirnos en una región agroexportadora y que las controversias legales sean resueltas en las instancias respectivas”.

El Colegio de Ingenieros de Arequipa, en su pronunciamiento señaló lo siguiente:

“La adenda 13 no debe firmarse porque el concesionario no cumplió con acreditar su capacidad económica financiera para ejecutar la obra y no hizo el cierre financiero que era su obligación. El cambio de sistema de condición y distribución de agua de canales abiertos a tuberías de presión, no justifica incrementar el costo del proyecto y el diseño hidráulico propuesto por el concesionario, encarece innecesariamente el proyecto en el costo de instalación, reposición, operación y mantenimiento, el cual debe ejecutarse en forma responsable y sin perjuicio económico del país”.

¿Aprobarán o desaprobarán los consejeros regionales de Arequipa la adenda 13 en las próximas semanas?

 

Hugo Amanque Chaiña


Post Banner

Post Banner