Hugo Amanque Chaiñajunio 5, 20216min139

Left Banner

Left Banner

Qué cualidades deberíamos evaluar para elegir al nuevo presidente o presidenta

nuestro presidente

No hay una guía de valoraciones exacta a nivel mundial para elegir a los presidentes, pero algunos elementos básicos nos pueden ayudar a definir algunas cualidades o criterios que deberíamos evaluar entre los candidatos que aspiran a la primera magistratura de la nación, entre ellas las siguientes.


  1. Su personalidad, que expuesta al escrutinio público hayan demostrado sus cualidades profesionales, personales, familiares, laborales o sindicales en las últimas décadas en el entorno donde se desenvolvió.

2.-  Su liderazgo, que demostró ante y durante la campaña electoral, en los debates públicos, sus presentaciones en plazas públicas o recintos cerrados donde pudo demostrar su firmeza, seguridad y sensibilidad en temas de interés público.

3.- Su conocimiento, de la problemática del país y las propuestas de solución priorizados en su plan de gobierno, pero también su equipo técnico que materializaran las demandas ciudadanas que siempre espera el electorado con propuestas tangibles y materializables, pero tampoco se sientan utilizados coyunturalmente.

4.- Su experiencia, en la gestión privada o en la función pública, donde pudo mostrar cumplimiento de la ley y no haber transgredido las normas jurídicas, la coherencia entre lo que dice y hace, la honradez en el manejo de la hacienda pública, la transparencia para no esconder nada y rendición de cuentas al soberano.

5.- Su honestidad, a toda prueba demostrada en la función pública, privada, familiar, laboral, académica, sindical, política, etc., y que no despierta dudas en los ciudadanos para confiarle la conducción de la gestión pública.

6.- Su posición política e ideológica, son también importantes, pero no indispensables, porque los ciudadanos, aunque en su mayoría no militan en partidos políticos, siempre tienen preferencias e inclinaciones políticas y pueden tener afinidad con el pensamiento social cristiano, socialdemócrata o por el socialismo democrático.

7.-  Su posición conservadora o progresista, es otro indicador para definir el sentido de nuestro voto en elecciones presidenciales, ya que, al conocer sus propuestas programáticas en elecciones, implícitamente estamos aceptando que conocemos los proyectos o programas que nuestro candidato presentó y que podrá concretarlos si es elegido como presidente.

8.- Su edad, religión o posición social o económica, no pueden ser excluyentes para definir el sentido de nuestro en elecciones, ya que en dichos sectores hay políticos y ciudadanos ejemplares, pero también repudiables y extremistas que no merecen la confianza de los ciudadanos.

9.- Su respeto a los códigos de ética y moral, tanto en privado como en público ya que, si respeto estos códigos como ciudadano, son personas confiables que deberían merecer una oportunidad para conducir los destinos de la nación, ya que antes de ingresar a la función pública, demostraron comportamiento ejemplar ante la sociedad ante quienes todos nos debemos.

10.- Finalmente, no debe descartarse la credibilidad, sinceridad y sensibilidad de los candidatos, que son valores escasos en la política que se ha convertido en una jungla, pero siempre hay excepciones a la regla, por lo que es probable que, entre todos los aspirantes al sillón presidencial, haya algunos que si tienen estas cualidades personales que tienen alto valor.

El domingo 06 de junio, escojamos todos los peruanos al candidato que creamos reúne las cualidades personales que reconocemos en ellos, pero también tomemos en cuenta sus propuestas de gobierno para solucionar los problemas del país y que nuestros hijos y nietos, hereden un país más justo, solidario e inclusivo al iniciarse en el Perú nuestro bicentenario 2021.

Finalmente, me parece oportuno reproducir un extracto del discurso que pronunció el Premio Nobel de la Paz y ex presidente sudafricano, Nelson Mandela en 1998 cuando fue ungido como Jefe de Estado de Sudáfrica ante el parlamento de su país y luego de estar en prisión por muchas décadas luego de luchar contra el imperio ingles por la independencia de su patria. Mandela dijo entonces estas frases inmortales e históricas sobre el significado de la democracia y el derecho al voto de los ciudadanos:

“Si no hay comida cuando se tiene hambre, si no hay medicamentos cuando se está enfermo, si hay ignorancia y no respetan los derechos fundamentales de las personas, la democracia entonces es una cascara vacía, aunque los ciudadanos voten y tengan un parlamento y prensa libre”.

Hugo Amanque Chaiña – Periodista y Abogado

 

 

 

Hugo Amanque Chaiña


Post Banner

Post Banner