Hugo Amanque Chaiñamayo 8, 20215min328

Left Banner

Left Banner

La segunda vuelta electoral: dos opciones diferentes entre la derecha e izquierda

keiko y pedrito

En la primera vuelta de la campaña electoral se pusieron en discusión dos caminos y alternativas diferentes que no se distinguían mucho por la multiplicidad de candidatos; pero ahora en pleno proceso para la segunda vuelta del 6 junio, en la que se enfrentan Castillo y Fujimori, se nota con más nitidez que los dos candidatos hablan y plantean un lenguaje y alternativas totalmente diferentes para enfrentar los agudos problemas que afectan históricamente a nuestra patria.

Por un lado, la derecha peruana y en particular la más conservadora y retrógrada con Keiko Fujimori a la cabeza, política que defienden con uñas y dientes el statu quo, al sistema actual del estado y sus instituciones que se hallan en crisis profunda y estructural y que encuentran cruzadas por la corrupción e inmoralidad. Cualquier ciudadano constata por ejemplo que el Congreso no los representa porque lo identifican con la corrupción e incapacidad; al Poder Judicial, con las excepciones del caso, con jueces como Hinostroza y los cuellos blancos donde las sentencias se compran y venden al mejor postor.

Al Ministerio Público, de igual forma con la impunidad de los Chávarri que protege a los fujimoristas y violan oficinas lacradas por los fiscales anticorrupción; a las FFAA y FFPP, cuya alta oficialidad está comprometida con el tráfico de la gasolina y ligadas a la criminalidad; la propia iglesia que está cruzada por la pedofilia; los gobiernos regionales y municipales, donde la coima y sobrevaloración de las obras públicas ya es costumbre endémica; y en general en todos los ministerios, la corrupción y el acoso sexual es comida de todos los días; la Defensoría del Pueblo que no tiene funciones ejecutivas más sólo de denuncia y de constatación de hechos; el Tribunal Constitucional que en la mayoría de sus sentencias constitucionales favorecen a los grupos de poder, como lo sucedido con la exoneración de parte de la deuda a la telefónica y otras empresas.

Señalo sólo algunos hechos pequeños y superficiales para graficar la veracidad de lo que afirmo, para que los pocos o muchos lectores tengan una idea, de lo que está en juego en las elecciones del 6 de junio. Por otro lado, está la izquierda, nos guste o no que en la coyuntura la expresa Pedro Castillo, que plantea a su manera un cambio de rumbo en los destinos del país, en sintonía con las aspiraciones de la población excluida, cansada, desesperada y llena de angustia por tanto abuso e impunidad.

Por eso es correcto plantear la necesidad de una nueva constitución y las reformas que ello implica en las diversas instituciones, a las que la derecha llama instituciones tutelares del estado y que no quiere que se las toque ni con el pétalo de una rosa; una segunda reforma agraria que acabe con el atraso y abandono de la agricultura por los diferentes gobiernos y evidentemente limite la reconcentración de la tierra en pocas manos, como está sucediendo en la selva y en los grandes proyectos de irrigación financiados por el estado, pero que se vienen apropiando los grandes empresarios como el grupo

Gloria, que en el norte del país tienen más de 90,000 has.; lucha frontal contra la corrupción, sanción a los delincuentes de cuello almidonado y que devuelvan y paguen al estado lo que se robaron del erario nacional como Alberto Fujimori y su collera, que se encuentran encarcelados por ladrones o también los que lucraron con ODEBRECHT; que las educación, salud y seguridad social se conviertan en derechos humanos y en políticas de estado, dentro otras alternativas pero que a la derecha, encabezada por las mafias de la corrupción no les gusta.

Como se puede apreciar, son dos caminos y alternativas diferentes las que se encuentran en pugna. No nos engañemos. La disyuntiva está entre los que apuestan por mantener el sistema injusto y los queremos un cambio de fondo.

Bladimiro Begazo – Profesor y Político

Hugo Amanque Chaiña


Post Banner

Post Banner