Hugo Amanque Chaiñamayo 1, 20214min143

Left Banner

Left Banner

El Club de la Corrupción ya tiene padrinos

el nobel arequipeño

Estas elecciones, a los comunistas y socialistas nos están dando la gran oportunidad para exponer y confrontar ideas de manera abierta con la derecha más retrógrada y sus seguidores, aunque con las limitaciones de tener una prensa secuestrada por sus dueños para que hagan apología a la candidata de la corrupción, Keiko Fujimori y a sus planteamientos que datan de fines del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX.

Solo así se explica que avalen el plan de Keiko Fujimori, que se resumen en los puntos siguientes: Que la contradicción actual es entre democracia y comunismo; que creará riqueza y no pobreza; que patrocinará una economía social de mercado en lugar de comunismo; que apoyará a la pequeña, mediana y gran empresa y que no estatizará ninguna empresa; que llevará al Perú al primer mundo, no Corea del Norte; que se dará la mano con los peruanos, no la lucha de clases; que no atacará a nadie como lo hace el comunismo, que no buscará el odio y la confrontación; y, que no “terruqueará” a nadie, que debatirá con ideas.

Es evidente que cada punto merece una respuesta sustentada para demostrar que la señora K y sus asesores, se equivocan de cabo a rabo en su estrategia electoral, porque lo que los ciudadanos reclaman es cambio democrático y no continuismo neoliberal, así como lucha frontal contra la corrupción que representa la señora K.

Pues bien, ahora se ve con claridad, quiénes luchamos contra el neoliberalismo y el continuismo; quiénes estamos por la regeneración moral de nuestra sociedad, por una educación y salud gratuita y de calidad, por una nueva constitución y una nueva república y buscamos algo nuevo, y el cambio de rumbo de nuestra patria, sin ser todavía el socialismo y comunismo, sino reformas democráticas profundas del sistema imperante.

Y esto es lo que asusta a Keiko, al club de la corrupción, al señor López Aliaga, a Raúl Diez Canseco Terry de AP y a todos los que le robaron al país, a todos los corruptos, a los altos mandos militares y policiales, a los empresarios que no pagan sus impuestos y no quieren que se les pongan impuestos a sus grandes fortunas y los integrantes de las iglesias conservadoras. Los ladrones de siete suelas y cocodrilos del mismo fango apestoso se juntan, como diría el Comandante Hugo Chávez, dizque para defender la democracia del totalitarismo.

Toda una compulsiva campaña mediática para provocar reacciones de miedo y terror en el electorado. A ello se añade que ahora Keiko ya tiene padrinos voluntariosos en el novelista Mario Vargas Llosa y su hijo Álvaro, en Iván Duque de Colombia y en el traidor Lenin Moreno de Ecuador. No debemos olvidar que, en abril del 2016, Vargas Llosa dijo que una victoria del fujimorismo sería una “catástrofe” para el Perú. Votar por Keiko Fujimori sería un suicidio.

No soy seguidor ni simpatizante del señor Castillo, que encabeza las encuestas, pero en su cabeza la derecha está golpeando a toda la izquierda, a los socialistas y comunistas, razones suficientes para ingresar al debate. Solo le pido a Pedro Castillo que cumpla con sus ofertas electorales. Le tomamos la palabra.

Bladimiro Begazo – Profesor y Político

Hugo Amanque Chaiña


Post Banner

Post Banner