Hugo Amanque Chaiñaabril 21, 20219min323

Left Banner

Left Banner

UNSA rechaza proyecto de ley que pretende centralizar en Lima el canon minero

canon minero

Mediante pronunciamiento público, la Universidad Nacional de San Agustín, expresó su rechazo al proyecto de ley en el Comité de Ciencia, Tecnología del Congreso Nacional que pretende centralizar en las universidades de Lima el uso del canon minero que se distribuye a nivel nacional a todas las universidades públicas. Sostienen que el proyecto de ley tiene información sesgada e incompleta que pretende resolver los problemas el problema de las universidades que no reciben el canon minero o reciben pocas cantidades, quitarles dicho canon para centralizarlos en las universidades capitalinas.

La UNSA demanda en su pronunciamiento que el Congreso legisle y genere instrumentos financieros para financiar las investigaciones de las universidades que no reciben el canon minero y que el Ministerio de Educación sea quien supervise el buen uso del canon en aquellas universidades que no estén dando buen uso del canon minero. Por lo tanto, la UNSA el centralismo económico que pretende despojar a las universidades regionales que generan desarrollo científico y tecnológico pretendiendo ahora concentrarlo en Lima, ya que son las regiones y provincias mineras las que sufran el impacto medioambiental, por lo tanto, son dichas universidades del interior las que deben beneficiarse.

En el pronunciamiento oficial de la UNSA suscrito por el rector y sus vicerrectores, afirman que la investigación en las universidades es sustancial, pero requiere de inversión pública y privada ya que solo la investigación y el desarrollo tecnológico son los que pueden generar nuevos bienes y servicios con fines de exportación, generan empleo y divisas e impuestos que contribuyen al desarrollo nacional del país.

Como se recuerda el gobierno de Sagasti presentaron al Congreso el proyecto de ley el 01 de abril denominado Ley del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación que consta de 178 páginas y tiene 35 artículos, el cual efectúa un amplio diagnóstico del tema en las últimas décadas en el país, donde reconoce la problemática y plantea una propuesta legislativa al parlamento nacional. La rectoría del sistema estará a cargo del CONCYTEC, siendo sus niveles de definición estratégica la Comisión Multisectorial de Ciencia, Tecnología e Innovación, la Comisión Consultiva de Ciencia, Tecnología e Innovación y el CONCYTEC.

El 26 de marzo del 2021 la bancada parlamentaria de Alianza para el Progreso presentó un proyecto de ley que plantea la creación del Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación  que tiene como objetivo fomentar las actividades de ciencia, tecnología e innovación el cual tendrá carácter de inembargable, e intangible constituyéndose un fideicomiso, pero en lo medular, afirma que actualmente hay una inequidad en la distribución de los recursos del canon, por lo que propone centralizar dichos recursos en el Fondo Nacional para financiar las actividades de investigación en el país.

El proyecto indica que Los recursos del fondo por crearse deben ser los provistos por el Estado, el 3% de los recursos provenientes del canon, sobrecanon y regalías mineras, las donaciones y legados de personales naturales y jurídicas, etc. Señala que la administración del fondo recaerá en COFIDE, teniendo el fondo un comité directivo de 5 miembros integrados por el presidente de CONCYTEC, el viceministro de economía, el viceministro de pymes del ministerio de producción, el viceministro de gobernanza territorial de la PCM y el presidente de la asamblea nacional de gobiernos regionales.

Afirma que los recursos del fondo permitirán financiar el apoyo a actividades de ciencia, tecnología e innovación en el país a través de subvenciones, créditos y garantías, capital de riesgo, financiamiento colectivo, compras públicas de innovación, bonos de innovación, premios y donaciones. Los beneficiarios del fondo serán las universidades, las empresas, los institutos públicos de investigación, los centros de innovación productiva y transferencia tecnológica y los consorcios regionales. El ente rector evaluará cada dos años los resultados y el impacto generado por el fondo y publicará informes y emitirá recomendaciones para la utilización eficaz y eficiente de los recursos, pero también el ente rector deberá informar anualmente a la Comisión de Ciencia y Tecnología del Congreso los avances y recomendaciones.

En la exposición de motivos del proyecto de ley, sostienen que en último quinquenio se incrementó el presupuesto para la ciencia y tecnología siendo hoy el monto de 1,050 millones de soles que es muy reducido respecto de otros países. Agrega que hay varios proyectos de investigación en varios sectores públicos que son financiados en su mayoría con recursos del BID y Banco Mundial, pero la administración de estos recursos es ineficiente los que son débiles y no están articulados entre si ya que no hay un mecanismo de gobernanza con una perspectiva integral para fijar prioridades.

El proyecto también señala que no hay un sistema de información centralizado, no se controla los conflictos de interés en los evaluadores, no hay un registro único de entidades y coordinadores de proyectos sancionados por no cumplir con los proyectos, problemas que fueron detectados por la UNCTAD, CEPAL y OECD que coinciden con los hallazgos del estudio de línea de base del gasto público en ciencia y tecnología elaborado el año 2020. Agregan también que el marco jurídico del canon y regalías es muy enredado y restringido que limitan su utilización para financiar proyectos de investigación.

El proyecto informa que en el periodo 2012-2019 las universidades públicas se les asignó el monto de 675 millones 521 mil soles por año, pero solo ejecutaron 240 millones 492 mil soles lo que representa en promedio sólo un 35%, concentrándose el 58% de los recursos del canon en 10 universidades para investigación científica y tecnología, siendo estos, las Universidades San Antonio Abad del Cuzco, Santiago Antúnez de Mayolo de Ancash y San Agustín de Arequipa que recibieron en promedio entre 47 a 83 millones de soles. Sostienen también que en promedio las universidades ejecutaron sólo el 34% de los recursos del canon transferido, a excepción de las Universidades de Piura y San Agustín que ejecutaron el 57% y 55% del presupuesto asignado llegando al monto de 16 millones y 26 millones de soles.

El proyecto menciona que hay una inequidad en la distribución del canon por departamentos del país, ya que Arequipa recibió 128.9 millones, Ancash 124.4 millones y Cuzco 100.3 millones de soles, mientras que 5 departamentos del país reciben menos de 450 mil soles. Agregan que de los 1,509 proyectos que programaron las universidades entre los años 2015-2019 para ser financiados por el canon y regalías, sólo 330 (21.8%) pueden ser vinculados a la investigación, pero lo más preocupante es que sólo el 3.6% de los recursos del canon, sobrecanon y regalías son ejecutados en proyectos vinculados a la investigación. Por tales razones, el proyecto propone como alternativa de solución la creación del Fondo Nacional para el Desarrollo de Ciencia, Tecnología e Innovación con la finalidad de centralizar los recursos para financiar las actividades de investigación científicas en todas las disciplinas.

Hugo Amanque Chaiña


Post Banner

Post Banner