Hugo Amanque Chaiñadiciembre 7, 20206min223

Left Banner

Left Banner

10 de diciembre: Día Internacional de los Derechos Humanos

los derechos humanos

En los primeros siglos de la humanidad, millones de niños, mujeres, ancianos y jóvenes fueron víctimas de torturas, mutilaciones, sacrificios y crímenes de lesa humanidad por diversos motivos y los culpables nunca fueron castigados. Esos delitos quedaron impunes y fueron cometidos por reyes y monarcas que creían tener “mandato divino y omnipotente”. Los seres humanos que nacieron siglos atrás, eran considerados esclavos y vasallos que no tenían derechos y solo debían cumplían deberes. La persona que desafiaban órdenes del rey o la corona, eran torturados o asesinados sin derecho a defensa ni a presentar sus descargos.

Imperaba entonces la monarquía absoluta donde el Rey no tenía ningún control y concentraba todos los poderes. Ese período se denominó el periodo del “absolutismo”. Es decir, la palabra del rey o monarca era ley. Pero, es en Inglaterra en 1,215 cuando los campesinos comienzan a rebelarse contra el Rey Juan sin Tierra. El pueblo le exigía entonces ciertas garantías, ya que se cobraba excesivos impuestos que descapitalizaba a los campesinos ingleses.

Para evitar una rebelión popular, el Rey Juan sin Tierra, reconoce entonces la primera “Declaración de los Derechos del Hombre” en donde los ciudadanos comienzan a tener algunos derechos individuales y colectivos. Posteriormente, en el siglo XVII, los norteamericanos se rebelan contra los ingleses a quienes reclaman independencia, ya que eran colonia de Gran Bretaña. Luego de derrotar en varias batallas a los ingleses, los norteamericanos proclaman su independencia y en 1716 elaboran y aprueban la “Declaración Americana” donde se consideran los primeros derechos del ciudadano, pero que no tenía dimensión universal.

Pero, fueron los franceses quienes se levantan y rebelan contra los abusos de la Monarquía y del Rey Luis XVI. En Francia imperaba tres clases: a) la nobleza, b) el clero, c) el pueblo que no tenía derechos y solo obligaciones. El pueblo se rebela contra el monarca porque ellos pagaban abusivos impuestos para mantener a la nobleza y al clero. Los representantes del pueblo demandaron límites a los impuestos y que la nobleza y el clero también paguen sus impuestos, pero también exigían derecho al voto individual. Es decir, exigían soberanía. Es justamente en Francia que el pueblo toma el Palacio de Bastilla a sangre y fuego para deponer al monarca abusivo. En 1789 se emite entonces la “Declaración de los Derechos del Ciudadano”, lo que constituyó en un notable avance en los derechos de la humanidad.

Es finalmente, en París-Francia el 10 de diciembre de 1948 cuando se reúne la Asamblea General de la ONU donde se suscribe y proclama la “Declaración Universal de Derechos Humanos” luego que concluyera la horrorosa segunda guerra mundial que dejó más de 10 millones de muertos en Europa. En ese documento histórico, se resumen en 30 artículos el bien común al que aspiran llegar los seres humanos de todos los continentes. De esa fecha hasta hoy, se han aprobado y ratificado más de una veintena de normas internacionales para proteger a los seres humanos.

Entre ellos, la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio (1948), la Convención sobre los Derechos de la Mujer (1952), la Convención sobre Eliminación de Discriminación Racial (1965), el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos (1966), la Convención Internacional sobre Represión y Castigo al Apartheid (1973), la Convención sobre Eliminación de Discriminación contra la Mujer (1979), la Convención contra la Tortura y Penas Crueles (1984), La Convención sobre los Derechos del Niño (1989), el Protocolo sobre Prohibición de los Niños en Conflictos Armados (1999), el Convenio Internacional para Reprimir el Financiamiento al Terrorismo (1999) y el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (2,000), etc.

Pese a la vigencia de estas normas internacionales, muchos Estados y Sociedades continúan violando los derechos humanos en diversos continentes, pero no se puede negar que hubo un avance si lo comparamos siglos atrás cuando monarcas, dictadores y genocidas no respetaban pactos internacionales, constituciones ni leyes. Lo que se ha globalizado hoy es la economía neoliberal, pero falta globalizar los derechos educativos, de salud, de vivienda, de trabajo, de seguridad, de justicia, etc. Finalmente, en esta fecha como es el próximo 10 de diciembre, expresamos nuestro reconocimiento a las organizaciones de derechos humanos del país y del mundo ya que ellos sin esperar ninguna recompensa ni retribución alguna, siguen luchando porque se respeten los derechos humanos de las personas en los cinco continentes del mundo.

 Roberto Rodríguez Rotondo – Abogado

 

Hugo Amanque Chaiña


Post Banner

Post Banner