Hugo Amanque Chaiñaseptiembre 24, 202010min253

Left Banner

Left Banner

¿Quién es George Forsyth que lidera encuestas sobre candidatura presidencial?

el arquero

El lunes 21 de septiembre la encuestadora IPSOS dio a conocer que el alcalde del distrito limeño de la Victoria, George Forsyth Soomer, lideraba la intención de voto para las elecciones presidenciales 2021 al lograr el 23% de aceptación de los ciudadanos, aunque el burgomaestre recién se inscribió recientemente como militante del partido político Restauración Nacional que cambiaría de denominación en las próximas semanas. En segundo lugar, la encuesta ubicó Daniel Urresti de “Podemos Perú” con 9% de intención de voto, en tercer lugar, Keiko Fujimori de “Fuerza Popular” con 7% y, en cuarto lugar, Verónica Mendoza con 4%, etc.

Forsyth es uno de los pocos deportistas que incursionó en la política peruana y en pocos años con el apoyo de la prensa capitalina, ha despertado simpatía entre los electores, especialmente porque en marzo del año 2019 combatió frontalmente a los comerciantes informales y mafias de la zona de Gamarra que habían invadido esa zona comercial de la capital por décadas, algo que ningún alcalde anterior se atrevió. George Patrick Forsyth Soomer, nació el 20 de junio de 1982 en Caracas-Venezuela, cuando su padre, el político y diplomático peruano y ex congresista, Harold Forsyth, representaba a nuestro país en dicha nación, quien se casó con la chilena María Soomer Mayer.

Su padre retornó a Lima y George estudió la primaria y secundaria en el prestigiado Colegio Alexander Von Humboldt en Lima y posteriormente se graduó como ingeniero industrial. Con el apoyo económico de su familia, incursionó en el mundo empresarial, creando la empresa de seguridad 300, la empresa de modas G&F, el gimnasio VO2 y también empresas de gastronomía. En su juventud George jugó en el FC Lannesdorft en Alemania y al retornar al Perú se incorporó al popular equipo del Alianza Lima donde inició la carrera profesional como buen portero, llegando a campeonar y disputar la Copa Libertadores de América el año 2002, títulos que se repitieron en el futbol profesional en el año 2003 y 2004.

Luego pasó a jugar en el Sport Boys del Callao el 2005 para retornar al Alianza Lima el 2006 donde volvió a campeonar. Tuvo una destacada actuación en la Copa Libertadores y luego emigró al futbol italiano jugando en el equipo de Atalanta, pero retornó al equipo blanquiazul el 2008. El 2010 jugando en el Alianza Lima, compite en la Copa Libertadores de ese mismo año, pero no tienen buena actuación y son eliminados.  Recién el año 2010 incursionó en la política y fue elegido primer regidor en la Lista de Unidad Nacional en el distrito de La Victoria de Lima logrando el 34% de sufragios de los electores. Siguió jugando en el Alianza Lima el año 2011, 2012 y 2013 donde tuvo lesiones periódicas.

El 2013, apoyó la campaña del “NO” a la revocatoria de la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, pero el 2014 al postular el alcalde de La Victoria, Alberto Sánchez a la alcaldía de Lima, George Forsyth, asumió interinamente la alcaldía de La Victoria. Posteriormente se casó con la artista, Vanesa Terkes el año 2018, pero la relación concluyó el 2019 luego de acusación de agresiones entre esa pareja. Pero, el 2018 postuló a la alcaldía del distrito de la Victoria con el partido político “Somos Perú”, ganando las elecciones al lograr el 30.32% de votos de los electores, asumiendo el cargo de burgomaestre el 01 de enero del 2019.

Un acierto que tuvo el alcalde de la Victoria en marzo del 2019, fue declararles la guerra a los informales del Centro Comercial Gamarra, la “mata” de la piratería del país. Por 72 horas con el apoyo de la policía nacional y la fiscalía, cercó esa zona para imponer la ley y el orden, pero también para “limpiar, ordenar, dar seguridad y señalizar esa jurisdicción que era tierra de nadie” que era controlada por mafias que tenían raíces en la municipalidad de la zona, lo que fue elogiado por las autoridades nacionales y la población, aunque generó el rechazo y las amenazas a su persona y funcionarios municipales.

En declaraciones que concedió al semanario, “Semana Económica” a fines de marzo 2019, indicó textualmente lo siguiente: “Cuando uno ve que nadie respeta a la autoridad, uno se deprime y teme, pues el riesgo de que no se respete al prójimo es mucho mayor (…) Y es que la informalidad promueve el desapego a la ley. El informal vive una cultura de hacer lo que le da la gana. La clásica respuesta del ambulante es “déjenme trabajar pues, si no trabajo en la calle, tendré que robar” (…) El diálogo tiene un límite. Hay tiempo para dialogar y hay tiempo para hacer respetar la ley¨.

Para algunos analistas, la ubicación expectante de Forsyth en las últimas encuestas, es porque los ciudadanos quieren nuevos rostros que renueven la política peruana, pero también alguien que ponga orden contra la delincuencia y la informalidad que son problemas que no se han resuelto en la capital limeña.

La Ley 26864 de reforma constitucional de los artículos 91, 191 y 194 de la Constitución Política, que promulgó el 2005 el presidente Toledo, obliga a que los gobernadores regionales o alcaldes para postular a la presidencia de la república o Congreso Nacional, deben renunciar seis meses de la elección respectiva. Por lo tanto, el alcalde distrital de La Victoria, George Forsyth, luego de inscribirse como militante del Partido Restauración Nacional que es un requisito para competir en las elecciones generales 2021, también tendrá que renunciar a su cargo por mandato de la Ley 26864 a más tardar el 10 de octubre, es decir seis meses antes de las elecciones generales programadas para el domingo 11 de abril del 2021 por el Jurado Nacional de Elecciones.

Obviamente, Forsyth es uno de los primeros precandidatos presidenciales que no oculta su interés en postular a la primera magistratura de la nación, pero más allá de su interés personal, lo más importante es conocer su programa de gobierno donde dé cuenta qué soluciones propone para los principales problemas nacionales que tenemos como Estado, así como también su perfil ideológico, pero también su equipo técnico que lo acompañaría. Por hoy el marketing electoral lo ubica en primer lugar, y eso no es suficiente para evaluar aun pre candidato presidencial, más aún si solo gobierna un pequeño municipio distrital de Lima y otra cosa es el gobierno nacional, cuando los peruanos necesitamos conocer cuáles son sus propuestas políticas y económicas para las próximas décadas.

Lo ideal sería que todo ciudadano que aspira postular a la presidencia previamente esté inscrito por lo menos tres años antes en un partido político, y haga vida partidaria y no suceda como está previsto hoy en la legislación electoral en nuestro país, que faltando 7 meses antes de las elecciones generales, algunos políticos se inscriben en los partidos, más por interés y cálculo político, qué interés ideológico y programático, por lo que algunos partidos son utilizados como “vientres de alquiler” para campañas electorales, desnudando la institucionalidad de la partidocracia en el Perú.

En el caso de Arequipa, el gobernador regional, Elmer Cáceres, dejó entrever que evaluaría su inscripción en un partido político antes del 28 de septiembre como lo obliga la legislación electoral, si desea ser candidato presidencial. Si se concreta esa inscripción partidaria, pese a que la Ley 31043 impide postular a sentenciados en primera instancia, Cáceres tendría que renunciar a su cargo a más tardar el 10 de octubre, por lo que el nuevo gobernador regional de Arequipa seria el actual vicegobernador, Walter Gutiérrez Cueva. Veremos qué decisión adopta Cáceres en las próximas horas, pero también que sucederá con Forsyth si se concreta en los próximos meses su candidatura presidencial.

 

Hugo Amanque Chaiña


Post Banner

Post Banner