Hugo Amanque Chaiñaagosto 24, 20209min269

Left Banner

Left Banner

Reflexiones sobre la situación del Adulto Mayor en Arequipa al recordarse nuestro Día

ancianos

Los adultos mayores denominados población vulnerable, nos sentimos hoy desconcertados por la actitud de todos, ya que procuran cuidarnos, atendernos y guardarnos, pero frente a una situación de peligro de riesgo de vida, se da prioridad a los que según ellos son productivos. La población de la tercera edad va creciendo aceleradamente y sus problemas y necesidades también crecen y es necesario atenderlos de inmediato. Pero hay la mala costumbre de dejar para mañana lo que debo y puedo hacer hoy, ocasionando grandes pérdidas de vidas que al parecer no valen nada, sin embargo, son muchos los que no podrán tener la satisfacción, el placer de haber contribuido con la salud y vida de un ser, de un hermano nuestro que como toda persona tiene derecho a la vida.

Al recordarse el 26 de agosto el Día Nacional del Adulto Mayor, creo que es motivo de reflexión la responsabilidad del Estado y la Sociedad lograr el bienestar integral de este sector de la población que ha dado todo su familia y sociedad; por lo que es justo su reconocimiento, con un trato especial y preferencial, pero también como muestra de gratitud a los progenitores. Hermanos de la gran familia del Adulto mayor, en esta fecha mi gratitud y reconocimiento es a su rica experiencia, a su sabiduría, valores, virtudes y la gran filosofía de respeto a la dignidad humana, a la justicia, la solidaridad, superación personal, compromiso, responsabilidad Social y de participación ciudadana que todos encarnamos, ya que así nos formaron nuestros padres.

Demos gracias a Dios porque no estamos solos; hay personas, entidades, organismos, Instituciones, a nivel mundial, nacional, y local que vienen trabajando junto con la Sociedad Civil, para que el Estado y la Sociedad en general, se ocupen de lograr un envejecimiento con dignidad, en uso de sus derechos y en condiciones gratificantes. Tenemos una serie de desafíos comunes a quienes vivimos esta etapa de nuestra vida y encarar la solución a estos desafíos es una responsabilidad compartida entre los propios adultos mayores como sujetos actores de su bienestar, nuestras familias, la comunidad organizada, instituciones de servicio y un equipo interdisciplinario. Debemos preocuparnos y ocuparnos de optar por un estilo de vida que nos permita realizarnos como personas humanas con dignidad, sujetos de derechos y deberes.

Tenemos que mantenernos en constante actividad; realizar respiraciones completas, ejercicio psicofísico (pensamientos positivos, control de emociones e impulsos, relajación), alimentación saludable (provista de verduras, cereales, granos, menestras, frutas etc.), ejercicios espirituales (oración, acción de gracias a Dios), un examen diario y el servicio desinteresado a los hermanos de preferencia los más necesitados, la higiene en su triple dimensión(cuerpo, mente y espíritu) para  lograr una mejor calidad de vida. Nosotros los adultos mayores debemos organizarnos para tener mejores oportunidades, desarrollar nuestras capacidades, potencialidades, de dar y recibir afecto y comprensión, alegría, apoyo emocional, escuchar y ser escuchados. Será la mejor forma de fortalecernos y ayudar a nuestros hermanos de ruta.

La sociedad en su conjunto, tiene el gran reto de mejorar las condiciones de vida de las personas adultas mayores, porque todos están en el mismo camino y se cumpla la ley Universal:” No hagas al otro, lo que no quieres que a ti te hagan”. Algunas tareas   comunes para vivir y lograr un envejecimiento con bienestar son las siguientes:

  • Lograr un cambio cultural en la sociedad, donde vean al adulto mayor como una riqueza a desarrollar, como agente y actor del progreso y desarrollo de dicha sociedad, con capacidad de ser productivo.
  • Una permanente educación y capacitación de la familia, para lograr mejores niveles de tolerancia, comprensión y aceptación entre los distintos grupos generacionales y entender que el adulto mayor es un conjunto generacional que tiene mucho que aportar.
  • Elaborar normas legales, laborales que permitan terminar con el abuso y discriminación por la edad. Crear una cultura laboral más flexible, en la que el adulto mayor tenga espacios de participación en jornadas especiales de medio tiempo, por horas, etc.; que le permitan sentirse bien, seguir aportando y prepararse para un futuro próximo.
  • Generar espacios de participación social al adulto mayor para que se incorpore en la vida cívica, organizaciones deportivas, juntas de vecinos, defensa al consumidor, etc.
  • Generar espacios para que el adulto mayor utilice su tiempo libre en actividades culturales y de bien común.
  • Elaborar proyectos para mejorar el régimen de pensiones y jubilación y así terminar con las injusticias que se cometen con los adultos mayores, después de haber aportado por largo tiempo.
  • Organizar programas de prevención, control de salud, auto cuidado y realización delo adulto mayor a nivel comunitario; fomentando la modificación de formas de pensar sobre su edad y capacidad.
  • Todos debemos buscar un crecimiento espiritual para ser más y servir mejor a nuestros hermanos adultos mayores y sentir la inmensa satisfacción de ser útiles y dar alegría a los que necesitan amor, afecto, comprensión, escucha y paciencia; así estaremos preparados para el encuentro con Dios.

Felicito a la Asociación Voluntariado AMIGOS (Adultos mayores integrados ganan oportunidades siempre) que el día 21 del presente cumplió 20 años de acompañamiento, asesoramiento, capacitación, apoyo y compartir con asociaciones de adultos mayores de 12 distritos de la provincia de Arequipa. Ellas son la mayoría de TRABAJADORAS SOCIALES, jubiladas, quienes en largo caminar les ha permitido conocer de cerca la problemática, abandono y discriminación de las personas adultas mayores. Su labor es un ejercicio comunitario que articula vocación de servicio y compromete una gran fuerza de participación ciudadana.

El Voluntariado AMIGOS recuerda 2 grandes Mujeres, madres y colegas que promovieron este primer voluntariado en Arequipa para y por los Adultos mayores en completo abandono: Ellas fueron, la Mag. Joan Mahón y la que fue Dra. Teresa Echegaray de Ballón, siendo uno de nuestros logros haber promovido la asociatividad de adultos mayores y la organización y funcionamiento de la Mesa de Concertación Junto con la Red Iberoamericana de Adultos Mayores. El trabajo sostenible de 20 años de estas voluntarias guerreras es una muestra de amor y entrega a sus hermanos y para ellas bendiciones, felicitaciones y el reto es seguir adelante.

Concluyo estas reflexiones con el pensamiento del Papa Francisco quien, refiriéndose a la tercera edad, afirmó lo siguiente: “Los ancianos son la riqueza de la familia y la sociedad, y no se les puede ignorar, porque esta civilización seguirá sólo si sabe respetar su sensatez y su sabiduría”.

 

Luzmarina Zeballos V. de Arenas – Trabajadora Social, Presidenta del Voluntariado AMIGOS y Coordinadora General de la Mesa de Concertación de Las Personas Adultas Mayores.

 

Hugo Amanque Chaiña


Post Banner

Post Banner