Hugo Amanque Chaiñaagosto 17, 20206min212

Left Banner

Left Banner

Los gobiernos locales y los ciudadanos sostenibles

municipios

Propongo un modelo de gobierno municipal, titulado “Gobierno Local Ciudadano Sostenible”, donde tengan presencia y actuación los ciudadanos; diferenciándonos y alejándonos, del actual modelo de gestión edil predominantemente “alcaldista”, donde el » alcalde» es el único que piensa y decide, prescindiendo de los regidores; y previniendonos del modelo “regidurista”, en la cual los concejales, pretenden avasallar e inmovilizar al alcalde, ya que considero que ambos modelos son nefastos y antidemocráticos.

Personas y municipalidades.

Las personas desde su nacimiento, desarrollo social, convivencia en sociedad, trayectoria de actividades económicas, ejercicio de derechos y libertades, cumplimiento de obligaciones tributarias y hasta su muerte; están vinculadas estrechamente con las municipalidades de su distrito y de la provincia a la que pertenecen. El nacimiento y la muerte de las personas, se registran en la municipalidad; el matrimonio civil de las parejas, se celebra en la municipalidad; la licencia de funcionamiento para actividad económica, se obtiene en la municipalidad; la licencia de edificación para construir viviendas y otros, se gestiona en la municipalidad; la habilitación urbana para el crecimiento poblacional, lo otorga la municipalidad.

La basura producida a diario, lo recoge la municipalidad; la seguridad ciudadana de las poblaciones, lo brinda la municipalidad; la organización, zonificación y reglamentación de las ciudades, para la ubicación de las viviendas, áreas recreacionales (campos deportivos, teatros, piscinas, parques diversos, etc.), comercio e industria, espacios para educación, salud, vías de uso público, señalización del transporte urbano, lo realiza la municipalidad. Por lo tanto, los ciudadanos y las municipalidades son indesligables.

Humanidad e Historia.  

Las primeras manifestaciones de aglutinación de individuos, fueron las hordas, las tribus, posteriormente, las familias (primero el matriarcado, después el patriarcado), luego la conjunción de familias, dieron lugar a comunidades de primitivas estructuras políticas; en el caso de nuestro mundo andino, fueron los ayllus, surge el gobernante (curaca). Tales unidades básicas de origen familiar, con la misión de mantener y acrecentar la producción agropecuaria; institucionalizada y mejorada con el Tawantinsuyu; actualmente existen, mediante comunidades campesinas originarias, expresiones supérstites de los ancestrales ayllus, que debiéramos fortalecer legal, económica y tecnológicamente, no solo por tradición, sino como alternativa de desarrollo cooperativo con justicia social acorde a nuestro espacio-tiempo-histórico.

La conquista española, trajo el ayuntamiento en lugares escogidos para asentarse, pasó a ser el cabildo, reunión de personas: eligen autoridades (alcalde, concejales), organizan servicios, establecen tributos, imponen normas de conducta.  En la etapa de la emancipación, la proclamación de la Independencia del Perú, se dio en el Cabildo de Lima. Destacamos el hecho histórico político: en el Perú, antes del Estado, existió el gobierno local, en la etapa pre hispana, el Ayllu; en la colonia, el Cabildo, de donde nace la institución del cabildo abierto, practicada en muchos pueblos de nuestro país, recogida en los artículos 113 y 119 de la Ley Orgánica de Municipalidades, vigente.

Gobierno Local Ciudadano.

En consecuencia, como personas y por historia, nuestra ligazón orgánica y política es con nuestras municipalidades, reflexionando debemos mirar a los gobiernos locales como partes integrantes e inseparables de nuestro ser histórico – social; consideración que nos debe motivar a participar consciente, responsable y activamente, en el funcionamiento  de las municipalidades, con el objetivo de elegir bien a las autoridades locales; con el propósito de elevar la calidad de la gestión; y con la finalidad de fundar el Gobierno Local Ciudadano Sostenible.

Solo así podremos forjar el desarrollo armónico e integral de nuestras jurisdicciones, implementar: “el crecimiento económico, la justicia social y la sostenibilidad ambiental”; construir la democracia funcional, síntesis de la democracia social (personas: garantizar su dignidad), democracia económica (productores: gozar de la riqueza producida), democracia política (ciudadanos: ejercer nuestras libertades de información, opinión, expresión y difusión del pensamiento.

Por supuesto que también de creación intelectual, artística, técnica y científica; a la vez de residencia, tránsito, asociación y otros, reconocidos por la Declaración Universal de Derechos Humanos, Convención Americana sobre Derechos Humanos, Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales, la Constitución Política del Perú y demás instrumentos jurídicos. En resumen, reitero mi propuesta, debemos promover los gobiernos locales con ciudadanos sostenibles en nuestra sociedad peruana.

Edgard Norberto “Beto” Lajo Paredes – Abogado

Hugo Amanque Chaiña


Post Banner

Post Banner