Hugo Amanque Chaiñaagosto 3, 20205min183

Left Banner

Left Banner

Corredor minero Pampa de Arrieros de Matarani

matarani

En las estribaciones y cerros de La Caldera a continuación de Cerro Verde, hacia el Norte hasta llegar al pie del río Majes, según información del mapa catastral de minas en explotación y denuncios mineros, toda esta área está prácticamente cubierta, lo que es una demostración del potencial minero polimetálico y no metálico existente en esta zona. Actualmente, una empresa minera está culminando la etapa de exploración y trámites formales para continuar con la fase de explotación en el Cerro Zafranal.

Por informaciones periodísticas, se sabe que otras organizaciones dedicadas a la minería están gestionando la concesión, también se ha reportado actividad informal en la zona en pequeña escala. Los concentrados metálicos que se obtendrían necesariamente tendrán que ser trasladados al Puerto de Matarani para ser embarcados a sus destinos. Actualmente, el corredor minero regional existente, utiliza dos medios de transporte, el ferroviario y carreteras, el primero parte de la Estación de Pillones y el segundo de Imata, con minerales que provienen de Tintaya-Antapacay, de Las Bambas y de Caylloma; pronto se unirán el Litio y metales de Macusani y Ananea; de Madre de Dios y de Bolivia llega soya.

Actualmente, este corredor minero atraviesa toda la ciudad de Arequipa generando problemas que requieren solución. Inicialmente se pensó que la vía de evitamiento Río Seco-Pachacutec sería la alternativa y hoy esta vía es una de las más congestionadas. Para paliar esta dificultad y darle vida al Parque Industrial de Río Seco, se proyectó la vía Arequipa-La Joya, que a la fecha continúa inconclusa, situación que ha propiciado un acelerado crecimiento poblacional en su entorno, formando un denso corredor habitacional desde el encuentro de la Quebrada de Añashuayco (puente Arequipa-La Joya) hasta Yura-Estación.

Ahora tiene que analizarse una nueva alternativa, que sería el “corredor minero” vial y ferroviario Pampa de Arrieros-Gramadal-Millo-Pampa del Impertinente-Guerreros-Matarani (cota clave 2220 msnm). Guerreros es el lugar más adecuado para funcionar como un nodo ferroviario, donde se juntaría el corredor que comentamos con el que viene de la Estación de La Joya (Cerro Verde) y probablemente la electrovía Cachendo-Guerreros (La Tapada). Avanzando la vía férrea hacia la costa, existen lugares aparentes para que las mineras dispongan sus instalaciones de descarga y sus mineroductos hacia el puerto y/o a los barcos.

Construyendo el “corredor minero”, se liberarían las actuales carreteras y red ferroviaria desde Pampa de Arrieros hasta Quishuarani, para facilitar y modernizar el transporte en la metrópoli de Arequipa y a su vez, permitiría que la Estación Millo-Impertinente, en Pampa Siguas, se convierta en un nodo logístico de usos múltiples, de mayor jerarquía que el nodo de Guerreros. Zafranal, la empresa minera más avanzada en la zona, debería construir su corredor minero propio, para no ingresar al área agrícola del Proyecto, que tiene su propio “eje verde” y proyectada su red vial interna de integración.

El trazo más propicio la ofrece la quebrada de Petaqueros, cruzando el río Siguas y puede compartir la infraestructura de conducción hídrica Pitay-Partidor Siguas, haciendo que la plataforma sea más ancha (16 m) y continuar hasta el encuentro con el nodo logístico Millo-Impertinente. El ordenamiento territorial, que comentamos, está previsto en el Plan General de Desarrollo del Proyecto Majes-Siguas, cuyos lineamientos consideran la armonía productiva diversa y de todas las actividades complementarias para mejorar el empleo y el ingreso de su población asentada, respetando el medio ambiente, con servicios de calidad, cuyos efectos sirvan a su entorno, a la región y al país.

 Julio Velasco –  Ingeniero Agrónomo

 

Hugo Amanque Chaiña


Post Banner

Post Banner