Hugo Amanque Chaiñajulio 13, 20204min141

Left Banner

Left Banner

La Cámara de Comercio e Industria de Arequipa, Joya institucional histórica de la blanca ciudad

CCIA

Las consecuencias de la Guerra del Pacifico que enfrentó a Peru, Chile y Bolivia entre 1879 a 1883, trajo graves y nefastas consecuencias políticas, económicas y sociales a nuestro país que no estuvo preparado para ese conflicto armado, ya que fuimos derrotados por los chilenos, siendo tal vez ese periodo el más denigrante para el Estado Peruano desde que nacimos como nación soberana, autónoma e independiente. En esa época las divisiones sociales se agudizaron entre la elite capitalina, los terratenientes y los criollos que Vivian en algunas ciudades del interior. Pero, por otro lado, estaban los indígenas y campesinos que siempre fueron excluidos del progreso y desarrollo. Lo más grave, es que nuestra hacienda nacional estaba quebrada, ya que nuestras exportaciones de guano, salitre y azúcar que eran nuestras principales exportaciones, fueron bloqueadas por las tropas chilenas dejando al Perú en la ruina económica.

Eran décadas muy difíciles en Lima y peor en las provincias del país, que recién en 1883 con la firma del Tratado de Ancón entre Chile y Perú se restableció la paz entre ambas naciones, especialmente para nuestro país que tenía que reconstruirse económicamente, socialmente y políticamente.  Sin embargo, en el sur de la patria, Arequipa ya tenía una incipiente producción lanera que incrementaba y necesitaba exportarla por lo que requería del tren ferroviario desde Mollendo y posteriormente hasta Puno lo que dinamizó la economía regional. Un grupo de medianos empresarios de Arequipa tomó la iniciativa de formar una institución para reconstruir la economía regional, defender sus intereses, pero también aportar al desarrollo nacional.

Fue entonces que el 23 de setiembre de 1887, un grupo de medianos empresarios se reúnen para tratar de formar una organización empresarial, siendo el Sr. Carlos Colsman quien planteó que se formalice la creación de la institución que represente a los empresarios en Arequipa. Lo respaldaron   Guillermo Ricketts, Carlos Wagner, Emilio Petersen, José V. Rivera, Bernardo Nycander, José Eguren, Guillermo Morrison, José Bedín, Emilio Paulsen y Patricio C. Gibson, entre otros. Ellos toman la decisión de crear la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa, siendo una de las primeras instituciones emblemáticas e históricas de Arequipa.

En 1887 se crea la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa, siendo su primer presidente, Alejandro Hartley quien ocupó el cargo desde 1887 hasta 1902. Desde esa fecha hasta hoy, más de 50 destacados empresarios presidieron el gremio empresarial y contribuyeron con su aporte a la vida institucional, que gano prestigio a nivel nacional. Desde su creación, la CCIA, se identificó con los problemas regionales que aquejan, no solo al sector comercial, sino a los diversos problemas sociales en general, impulsando propuestas y acciones para promover proyectos de desarrollo en favor de Arequipa; emitiendo cuando era necesario pronunciamientos institucionales, efectuando estudios y planteamientos, pero también haciendo observaciones sobre situaciones controversiales de interés público. Sin ninguna duda, que la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa es una de las joyas institucionales representativa de nuestra ciudad que ha crecido notablemente en las últimas décadas ya que el año 2020, tiene registrado en su Directorio a un total de 642 afiliados, siendo su actual presidenta una dama, como es Jessica Rodríguez Gutiérrez.

 

Hugo Amanque Chaiña


Post Banner

Post Banner