Hugo Amanque Chaiñamayo 26, 20205min284

Left Banner

Left Banner

Juan Manuel Guillén, intelectual y político que gobernó la UNSA, la MPA y el GRA

juan manuel guillen

Fue tal vez uno de los pocos arequipeños privilegiados que condujo en las últimas décadas tres instituciones emblemáticas de Arequipa por la voluntad de los electores. Nació el 24 de noviembre de 1941 en la ciudad de Arequipa y reside en el Distrito de Yanahuara. Cursos sus estudios primarios en la Escuela 9513 y 951, mientras que la secundaria estudió en el Colegio Independencia Americana. Ingresó a la cátedra en la Universidad Nacional de San Agustín desde 1965 hasta 1998. Logró su Bachillerato, Licenciatura y Doctorado en la UNSA. Fue Director de Evaluación Estudiantil en la UNSA entre 1971 a 1972, Director del Programa de Filosofía entre 1973 a 1975, Director de Evaluación Pedagógica de 1976 a 1977, fue Jefe de la Oficina de Planificación entre 1984 a 1989 y ocupó el Rectorado de la UNSA entre 1989 a 1998.

En su gestión rectoral, logró una estabilidad institucional, hizo respetar su autonomía y en consenso con la comunidad universitaria, estableció la línea UNSA. Uno de sus principales logros, también fue la transformación de la infraestructura de la universidad agustina, ya que se construyeron 32 pabellones de aulas totalmente equipadas, con 13 laboratorios y 03 bibliotecas en las áreas académicas. Restauró los claustros de San Agustín, se rehabilitó y construyó 19 nuevos edificios al margen del Estadio Arequipa con una capacidad de 47 mil espectadores.  Fue elegido Alcalde Provincial en 1998 y dirigió la ciudad entre 1999 al 2002 con el Movimiento Regional Arequipa, Tradición y Futuro. En la Municipalidad Provincial de Arequipa, luego de una recibir una administración quebrada con deudas de 04 meses a trabajadores, consiguió que Arequipa sea declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, siendo ese uno de los logros más importantes de la gestión municipales para nuestra blanca ciudad.

Entre las obras más importantes en su gestión municipal, se construyeron el By Pass en la Av. Venezuela-Dolores, Av. Venezuela-Lambramani, construcción de un CEO Municipal, se construyó el segundo piso del Palacio Municipal del Filtro, se construyó el Albergue La Posada del Niño, construcción del Parque Bosque Chilpinilla, construcción de Planta de Control de Humos, se construyó 8 km de alcantarillado y canalización de la torrentera en la Av. Venezuela. También, se ejecutaron obras de alcantarillado y cableado subterráneo en el Centro Histórico y se restauró la Catedral e iglesias de Arequipa, así como la restauración del Teatro Municipal. Salió en defensa de Arequipa y rescató el coraje y civismo mistiano cuando el gobierno de Toledo pretendió privatizar EGASA el año 2002.

El año 2006 fue elegido como Presidente Regional en el periodo 2007 al 2010. En su gestión regional de enero 2007 a 2010, logró la ejecución de 398 obras entre pequeñas, medianas y grandes obras por un monto total de 628 millones de soles en las ocho provincias de Arequipa, siendo el 51% de estas obras en Arequipa y el 49% en las restantes 7 provincias del ámbito regional.

Guillen fue reelegido por los arequipeños para el periodo 2011-2014 donde se construyó el Puente Chilina, se impulsó el Proyecto Majes Siguas II pese a la oposición de los cuzqueños, se suscribió convenios con municipalidades provinciales para impulsar su desarrollo, se iniciaron los trabajos para el proyecto de la autopista Arequipa La Joya, se ejecutaron obras en distritos, etc. Como todo intelectual y político, la trayectoria y gestión política de Guillen Benavides, generó apoyo en amplios sectores de la población, pero no faltaron opositores a lo largo de su carrera pública. Nadie duda de su sencillez y afabilidad con la gente, ya que no utilizó sus cargos públicos para insultar o agraviar  a sus rivales políticos lo que generó simpatía personal y colectiva. Fue tal vez el único arequipeño que fue rector de la UNSA, alcalde provincial de Arequipa y gobernador regional de Arequipa, faltando en su record la gestión parlamentaria, por lo que es considerado una joya intelectual y política de la blanca ciudad.

 

Hugo Amanque Chaiña


Post Banner

Post Banner