Hugo Amanque Chaiñamayo 12, 20203min269

Left Banner

Left Banner

El Monasterio de Santa Catalina, la Joya Cultural de Arequipa

santa catalina

El Monasterio de Santa Catalina de Siena es un complejo turístico y religioso ubicado en el Centro Histórico de Arequipa a dos cuadras de la Plaza de Armas de la blanca ciudad en la Calle Santa Catalina 301 y fue creado oficialmente el 10 de setiembre de 1579 con la licencia que concedió el Virrey Francisco de Toledo cuando las autoridades religiosas de Arequipa dependían del Obispado del Cuzco, siendo el Obispo Sebastián de Lartaun quien autorizo la apertura de dicho recinto. La promotora de dicha ciudadela fue María de Guzmán quien era viuda de Diego Hernández de Hermosa, muy hermosa y joven quien decidió recluirse, cediendo sus bienes a tal propósito, ya que en esa época había profunda fe religiosa y la iglesia católica tenía mucho poder, siendo nombrada Priora de dicho Monasterio.

Desde 1579 acogió en su seno a centenares de monjas de todas las clases sociales, especialmente de la aristocracia quienes debían tener poder económico para ingresar al monasterio. Esta joya de la arquitectura colonial tuvo muchos misterios y leyendas desde que se creó y hoy es una ciudadela muy hermosa con una extensión de 20 mil metros cuadrados que tiene muros de cuatro metros de altura donde es difícil apreciar desde el exterior a las monjas y sus actividades diarias que desarrollan. Es uno de los más visitados por los turistas extranjeros que llegan a la blanca ciudad y desde 1970 la comunidad religiosa permitió que una empresa privada administre dicho recinto permitiéndose desde esa fecha su apertura al público en forma ordenada.

Cuando se ingresa a la ciudadela, se puede apreciar las cúpulas y las cubiertas de bóveda, las calles y callejones, los muros, tejados y patios, así como también se pueden observar piezas de arte, un altar barroco de madera tallada y dorada y una capilla. Al interior de la ciudadela, los turistas que logran ingresar pueden apreciar una amplia portada del monasterio, el patio del silencio, el claustro de los naranjos, el claustro mayor, la cocina, la lavandería, la torre del campanario y su iglesia que es una reliquia histórica, donde hay un altar de plata repujada, así como otro altar dedicado a la Beata Sor Ana de los Ángeles de Monteagudo, quien fue beatificada por el Papa Juan Pablo II en 1985. Sin duda alguna el Monasterio de Santa Catalina forma parte de la acervo cultural arequipeña cuyo Centro Histórico fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

 

Hugo Amanque Chaiña


Post Banner

Post Banner