pressadminmarzo 9, 20207min236

Left Banner

Left Banner

Periodismo: Un nuevo escenario para una mejor calidad informativa

Periodismo-2019-panorama

Cuando visionarios consideraban que el siglo XXI era el final de la era de los periódicos y la muerte de una parte del periodismo, otros empezaron su transformación, y lejos de pensar en la desaparición, le inyectaron nuevos bríos y encontraron otros espacios para esta carrera profesional del futuro. La virtualización, como elevación a la potencia, nos permite transformar la realidad en un conjunto de posibles. Esos cambios han ampliado el ecosistema de los medios de comunicación que ahora se caracterizan por la multidireccionalidad y la horizontalidad de los flujos de información, que han abierto nuevos riesgos, pero también, grandes posibilidades para el periodismo.

Ahora el escenario del periodismo, descansa en la convergencia mediática y se impone con nuevas formas de transmitir la información, de redactar, de entretener, de argumentar. La convergencia mediática no solo es la combinación del texto, la voz, la imagen en movimiento y el sonido, es, la desaparición de las fronteras entre medios masivos y servicios de comunicación. Es el mecanismo digital de transportar datos, de banda ancha, que es accesible desde una multitud de dispositivos, con muchos tipos de redes y los servicios de una gran cantidad de empresas proveedoras. En ese espacio, Internet se ha convertido en la gran plataforma que convergen tecnologías y públicos varios, creando una sociedad que es el nuevo espacio del siglo XXI y que propicia la democracia mediática.

Pero, junto a esa multiplicidad de redes y de fuentes, surge la sobrecarga o exceso de información provocada por la profusión de contenidos. Se extiende el fenómeno de la infoxicación, qué a decir de Begoña Gómez Nieto, es cuando la información recibida por el usuario, es mucho mayor de la que es capaz de procesar y que puede generar consecuencias negativas. Todo parte, de los 30 mil millones de células que tenemos en el cerebro. Allí están contenidos, nuestros recuerdos, conocimientos, experiencias, capacidades que nos permiten procesar la información, evaluarla y tomar decisiones.

La mente es la creación de las células del cerebro, pero, “a veces tragamos información sin conciencia que puede generar estrés cerebral”. Orly Avitzur de la Academia Americana de Neurología, sostiene que eso depende del individuo, que es la persona haciendo uso de la razón, la que permite ser influenciada o ser libre en sus acciones. Entonces, todo es cuestión de conciencia. Al periodista le corresponde asumir los cambios para replantear su accionar, reinventar sus usos, esquemas, prácticas sociales para ingresar al proceso “transmedia” y atender a las nuevas generaciones, en su mayoría compuestas por jóvenes con nuevas coordenadas espacio-temporales que delimitan el espacio virtual. “Sin periodistas no hay periodismo y sin periodismo no hay democracia” reza el lema de la sociedad de medios sin ánimo de lucro de España SBP (Se buscan periodistas) que pugna por retomar un periodismo socialmente comprometido, que recupere la sintonía con el interés general, con la transparencia y la participación.

Lo que se trata, es forjar un modelo sostenible, pero con independencia, para servir a los intereses de la ciudadanía, del país, del desarrollo humano. Esto significa construir la realidad social en un entorno colaborativo, en la que participen los actores sociales en conjunto con los mass media y el uso de las plataformas tecnológicas. Tal como lo propone Andrés Barrios Rubio, es presentar diversas alternativas al usuario, bajo el esquema de interactividad e hipervínculos de los medios, para propiciar la participación y visibilidad de los productores de información, al tiempo de expandir el mensaje en sus redes particulares. Pero no solo se trata del elemento digital. La narrativa transmedia debe estar diseñada de tal modo que no importe por dónde empiece el usuario su recorrido. Andrés Barrios afirma, que debe ser el desarrollo de la historia, el que ira llevando al lector por cada uno de los caminos y será él quien decida dónde quiere profundizar, dónde pone una pausa y bajo cuál óptica realizará su reconstrucción de la sociedad.

Javier Díaz Noci propone mejorar el mensaje periodístico con narrativas hipertextuales, es decir aplicando una estructura de información organizada en bloques de contenidos (nodos) interrelacionados mediante hipervínculos o enlaces. Escribir hipertextos en vez de notas generales, significa generar trabajo de mejor calidad y velar por la transparencia informativa, por los principios del periodismo y con inteligencia colectiva. Es propiciar un trabajo especializado, que rescate el servicio público, el análisis, sin sacrificar el rigor deontológico y, en consecuencia, su credibilidad.

Esa tarea está encomendada al profesional del periodismo, que ahora también cumple la misión de “curador”: busca, selecciona, caracteriza y difunde los contenidos más relevantes de las fuentes de información en la web o en diversas organizaciones. Los medios y los profesionales del periodismo deben crear plataformas y construir narrativas acordes con el mundo tecnológico, que permiten establecer un contexto, una profundización y un análisis de los hechos. También buscar alternativas que permitan aprovechar las innovaciones tecnológicas y ayudar a construir un mundo más justo y solidario. Nada tendrá resultados, si el periodista no es un ciudadano libre, sin presiones de ninguna clase, que respete y haga respetar las leyes, que sirva a la verdad y no se sirva de ella. Que sea transparente y predique con el ejemplo; solo así tendremos un periodismo profesional con calidad de contenidos.

Jorge Calderón Roque – Docente Universitario

pressadmin


Post Banner

Post Banner