pressadminfebrero 28, 20206min139

Left Banner

Left Banner

Todos los años con el mismo problema

huaicos_arequipa_2

A consecuencia del periodo de lluvias en los diversos medios de comunicación, escritos, hablados, televisivos y de redes sociales observamos el drama de diversas familias afectadas por la entrada de las torrenteras, rostros llenos de lágrimas, quejas y lamentos, “lo hemos perdido todo, necesitamos ayuda” se escucha decir, pero ¿quién o quiénes son los responsables de estos dramas de la vida real?

Es sabido que entre los meses de diciembre y marzo la ciudad registra un periodo pluvial en el que la entrada de las torrenteras es infaltable, así como el incremento del aforo de los ríos. Años atrás no había precisión en el comportamiento del clima, ahora gracias a la tecnología se puede predecir con tiempo los lugares donde lloverá y cuál será su intensidad, sin embargo, el drama se repite porque se sigue invadiendo el cauce de las torrenteras.

Recuerdo haber leído informes técnicos en los que se daba a conocer la necesidad de reubicar las familias que viven en los causes, sin embargo, no se ha hecho nada, por el contrario, autoridades ediles y regionales alimentan esta nefasta forma de poblar la ciudad, todo a cambio de votos, prefieren construir muros de contención los mismos que tarde o temprano serán arrasados por la fuerza de la naturaleza, dejando como saldo viviendas inundadas con lodo y piedras, pistas colapsadas con grandes forados, cientos de familias damnificadas a las que los Municipios tienen que ayudar, para ello se tiene que destinar recursos económicos en perjuicio de otros.

Se cree también que la gente de escasos recursos económicos y sin instrucción son los que generalmente invaden los causes de las torrenteras, eso es una falacia, la prueba es lo ocurrido en el distrito de Yanahuara, en zona residencial en la que viven por lo general gente instruida, ahí cuatro viviendas que colindaban con la torrentera de Chullo colapsaron y se corre el riesgo de otras corran la misma suerte, pero ¿Por qué esos ciudadanos compraron y construyeron en esa zona de peligro? ¿Qué alcalde provincial y distrital lo permitió?

Otro problema que sufrimos a consecuencia de las lluvias es el aniego de las calles y que decir de los intercambios viales, la mayoría de pistas de la ciudad no cuentan con drenes para evacuar el agua y en muchos casos presentan grandes desniveles, por no decir piscinas, y cuando un vehículo pasa a velocidad termina mojando a los transeúntes del lugar, similar situación ocurre en los bypass donde muchos autos colapsan, por lo que me pregunto ¿Cuál es el nombre del Ingeniero que ejecutó y supervisó la obra?¿Qué dice el Colegio de Ingenieros?

Con la crecida de los ríos, los terrenos de cultivos adyacentes a las riveras de los mismos terminan siendo arrasados, sus aguas turbias se llevan las cosechas, sembrando a cambio más pobreza. A diferencia de las viviendas para los terrenos agrícolas no conozco algún estudio y/o proyecto que plantee la necesidad de enrocar los causes como se hace en Ecuador, por ejemplo, o realizar un estudio para deslindar en qué lugares no se puede continuar con esta actividad económica y de ser el caso reubicar a los agricultores.

Todos los años son las mismas noticias y las soluciones resultan ser solo para el momento; llueve fuertemente, se activan las torrenteras o se incrementa el caudal del río, colapsan las viviendas y las pistas, el río se lleva los cultivos… reaparecen los comités de Defensa Civil y atienden las emergencias… termina el periodo de lluvia y la vida continua, no hay estudios técnicos para solucionar los problemas de raíz, mucho menos se identificó a los responsables, tampoco reubicaciones para la gente que habita en los causes de las torrenteras, menos procesos sancionadores para los profesionales que hicieron mal las obras y que decir de procesos penales para las autoridades algunas veces responsables de la pérdida de vidas y de daños económicos para el erario nacional, en síntesis no pasa nada.

Ésta es una de las causas por la que los ciudadanos sienten que el Estado no sirve para nada, solo para cobrar impuestos, de igual manera piensan que las autoridades solo buscan llegar al poder no para servir a su comunidad, sino servirse de ella mediante la ejecución de obras las que sirven para acrecentar sus riquezas. Mientras se siga actuando de esta manera la anarquía ganará mayor protagonismo y la democracia se irá alejando de la mente de los peruanos.

Ana Guillén Pérez – Periodista

pressadmin


Post Banner

Post Banner